Avion-alas-futuro
El avión del futuro ya está aquí y pronto vas a viajar en sus alas
Alonso-sordo-marquez
El inolvidable domingo de repóker –o más– del motorsport español
Subaru-impreza-eco-glp-din3
Prueba Subaru Impreza 1.6i ECO bi-fuel: Un compacto único, ahora ‘a todo gas’
Alonso champ
Fernando Alonso gana las 24 Horas de Le Mans y es campeón del mundo de resistencia
19c0473 037
Mercedes Clase G “Stronger Than Time”: Edición especial por su 40 cumpleaños

Conducimos el Seat León 2017: Mejorando lo bueno

El Seat León avanza en todos los aspectos tras recibir un acertada aunque ligera puesta al día. Incorpora numerosas novedades en materia de equipamiento funcional y de seguridad así como tres variantes mecánicas inéditas.

El color azul de la imagen es uno de los tres tonos que se añaden a la paleta. También se incorpora un tono morado y otro rojo.

Estamos inmersos en plena oleada de producto Seat. Al reciente lanzamiento del nuevo Ateca sigue la comercialización de este restyling del León, que va más allá de lo que puede parecer a primera instancia. el proceso se completará a lo largo de 2017 con la presentación del nuevo Ibiza y de un Mini Ateca desarrollado a partir de la plataforma del citado utilitario y que se llamará Arona, del que ya os hablamos anteriormente aquí.

Pese a que en fotografía parece que la evolución estética del modelo ha sido ligera, basta tenerlo delante para comprobar que las diferencia existen y son palpables. Para empezar cuenta con tres colores nuevos –rojo granate, morado llamado Bohome y azul–, entre los que destaca especialmente el nuevo rojo metalizado, pues parece cambiar de tono en función de cómo le incide la luz.

Tanto el paragolpes delantero como el trasero han sido rediseñados, del mismo modo que ha ocurrido con los antinieblas y con los grupos ópticos, en lo que ha variado incluso la silueta de la luz diurna, que ahora sirve además de intermitante. Además se modifica ligeramente la forma de la parrilla y se incluye un contorno cromado.

Está disponible en cuatro niveles de acabado, pues a los ya existentes –Reference, Style y FR– se incorpora el nuevo Excellence, que marca el tope de lujo y exclusividad.

Este acabado se sitúa como el tope de gama actual gracias a detalles como los cromados presentes tanto en el exterior como en el interior, y una dotación que incluye llantas multirradio de 18 pulgadas, freno de mano eléctrico, cargador inalámbrico para el teléfono móvil, el reconocimiento de señales o pantalla interior de ocho pulgadas.

Por su parte, la principal novedad del FR recae en su frontal, donde una parrilla 40 milímetros más ancha y unos antiniebla de led llaman poderosamente la atención.

Las modificaciones estéticas son más notorias físicamente; las fotografías no hacen justicia

Precisamente la introducción de una gran pantalla multimedia de ocho pulgadas ha reducido la botonería de la consola central. Esta pantalla es opcional y de serie en los acabados superiores. Su funcionamiento es excelente, sencillo y sumamente racional.

Mejorar el comfort de rodadura ha sido una de las prioridades de la firma, basta ponerse en carretera para detectar como la mejora en materiales aislantes y los cristales de mayor grosor han reducido el nivel de ruidos en el habitáculo. Una pena que por el momento no se haya incorporado el cuadro de mandos Virtual Cockpit que ya emplean algunos modelos de otras marcas del grupo, aunque en la firma nos confirman que se introducirá a lo largo de 2017.

Durante nuestra toma de contacto pudimos evaluar la nueva variante de motor 1.6 TDi de 115 caballos en su versión con cambio DSG. El resultado no puede ser más satisfactório, pues con unos consumos realmente bajos –4,0 litros a los 100 kilómetros– el León demuestra capacidad sobrada para desenvolverse con agilidad tanto en ciudad como en carretera. Lógicamente el excelente cambio automático DSG tiene mucho que ver en esto. Pese a la potencia contenida el empuje es constante y contundente entre las 2.000 y las 4.000 vueltas, una opción más que sobresaliente para aquellos sin grandes necesidades prestacionales.

Nos ha llamado la atención tanto el bajo nivel sonoro del conjunto, como la suavidad en el funcionamiento, con un León que ha ganado en precisión de guiado y en tacto de suspensión, pues la firmeza de la misma ha sido afinada, tanto en la versión convencional como en la DCC que altera los grados de dureza de la amortiguación.

Otra de las novedades es la posibilita de combinar la tracción integral con el motor TDi de 150 caballos en su versión 5 puertas y familiar así como el Cupra de 300. La variante Xperience también recibirá estas modificaciones a lo largo de 2017. Los precios son los mismos de la variante a la que sustituye, con una horquilla entre los 19.080 del 1.2 TSi de 110 caballos y los 20.660 euros del 1.6 TDi 90. Los acabados FR y Excellence tienen un sobreprecio de 1.500 euros.