Honda-Civic-Type-R-2017
Pilotamos el Honda Civic Type R: Pole en Nürburgring
Porta1
¿Qué piensan ellas sobre una Fórmula 1 “femenina”?
Tesla-autopista-tunel-vid
Esta red de autopistas subterráneas es el último proyecto de Elon Musk
Sut williams briti 1490431
Webber: “La situación de Alonso es un desperdicio total”
Custom-ford-mustang-1
Cómo destrozar un Ford Mustang para convertirlo en un ‘coche de época’

Volkswagen Polo 2018: Asistimos a su puesta de largo en Berlín

La capital alemana ha sido la ciudad elegida por Volkswagen para presentar la nueva generación del Polo y hasta allí nos hemos desplazado ofreceros nuestras impresas impresiones de este modelo, el segundo del grupo en beneficiarse de la plataforma MQB A0. Como hasta ahora, se producirá en nuestro país, concretamente en Navarra y llegará a los concesionarios a finales de septiembre.

Polo-r-line

Volkswagen pretende colocarse a la cabeza del segmento B con este nuevo Polo, que llega con un arsenal tecnológico bajo el brazo y una calidad propia de modelos de clase superior. Su puesta de largo ha tenido lugar hoy en Berlín –Alemania– y hasta allí nos hemos desplazado para conocerlo en vivo aunque como hasta ahora, el Volkswagen Polo 2018 se fabricará íntegramente en la planta de Lanbaden, Navarra y estará a la venta en España a finales de septiembre. Llega por tanto, unos meses después de que los nuevos Ford Fiesta y Seat Ibiza hagan lo propio pero al igual que estos dos rivales, el Polo 2018 mejora el espacio interior notablemente y al mismo tiempo, da un salto de calidad importante.

En vivo, el nuevo Polo recuerda en buena medida al citado Ibiza y es que como éste, está dispuesto sobre la acortada de la plataforma MQB del grupo, denominada A0 y llamada también a dar vida al futuro Audi A1. Entre las ventajas que ofrece esta arquitectura destaca la ligereza y también un mayor nivel de confort –al menos sobre el papel– aunque la cualidad que hemos podido constatar ya es la mejora en en habitabilidad. El nuevo utilitario germano se muestra espacioso por dentro, cuatro adultos viajarán a gusto en un trayecto largo y un quinto tendrá plaza si bien ésta –la central trasera–, es algo más estrecha y por tanto irá más apretado. El maletero alcanza los 351 litros y hablamos de una cifra prácticamente digna del segmento C.

Disponible sólo con carrocería de cinco puertas, el nuevo Volkswagen Polo adquiere definitivamente un carácter más práctico y sí, esto es algo que también le ha sucedido al Ibiza pero la diferencia entre ambos modelos la marca una variante con tres siglas perfectamente reconocibles: GTI. A diferencia del subcompacto español, el teutón se ha presentado de la mano de su variante más deportiva, que se sitúa como la más alta de la gama por delante de las R-Line y Beats, un acabado interesante a nivel de equipamiento pues incluye sistemas como el control de velocidad crucero adaptativo con función de parada y arranque, un avanzado asistente de aparcamiento, acceso y arranque sin llave o detector de objetos en ángulo muerto; además de un cuadro de mandos digital o un sistema multimedia a la última. Éste puede incluir una pantalla central de 6,5 u 8,0 pulgadas y cuenta con los software Apple CarPlay y Android Auto, lo último en conectividad para smartphones.

La estrategia de Volkswagen también pasa por reducir el número de piezas específicas para sus vehículos y crear elementos comunes—volantes, luces interiores, molduras, asientos—. Además de la reducción de costes, esto se traducirá en una mejora de la calidad y un equipamiento propio de segmentos superiores. En este sentido, la tecnología tendrá especial protagonismo dentro del habitáculo y todas las versiones estarán equipadas con una pantalla a color y sistema multimedia con función MirrorLink y conectividad con dispositivos Apple y Android.

La carrocería del nuevo Polo alcanza los 4,05 metros de largo por 1,75 de ancho y 1,44 m de alto.

Por otro lado, todas las mecánicas disponibles apuestan por el turbo, excepto las dos versiones de acceso, que cuentan con un propulsor de tres cilindros atmosférico. Nos referimos al 1.0 MPI disponible con 65 y 75 caballos y siempre con cambio manual de seis velocidades, igual que el 1.0 TSI de 90 caballos que tiene otra peculiaridad en forma de versión bivalente; el 1.0 TGI-CNG que funciona también a gas. La gama de gasolina la completan este mismo propulsor pero con 115 caballos y 2.0 TSI del GTI que entrega 200 CV. Estos dos últimos incorporan ya la caja manual de seis marchas pero también pueden hacer lo propio con un DSG de siete. Los 1.6 TDI resisten en la gama en sus variantes de 80 y 95 caballos, ambos con cambio manual de cinco velocidades y sólo el último con el automático en opción. En total, tenemos hasta nueve motorizaciones a elegir y se aprecia una pérdida de protagonismo notable en los Diesel.

El Polo GTI cuenta con una suspensión rebajada 15 mm en altura, 'calza' unas llantas 17 pulgadas de serie y cuenta con la clásica decoración interior de la saga.

Por último, aunque no menos importante, Volkswagen ha reforzado el aspecto de la personalización en este modelo, elevando hasta 14 los colores disponibles para la carrocería y a 12 los tipos de llanta diferentes. De la misma forma, el interior puede contar con 11 tapicerías y 17 paneles distintos para el salpicadero o las puertas.

Volkswagen ha invertido 250 millones de euros en su fábrica de Navarra para producir este nuevo Polo, a la venta este verano en Alemania desde 12.975 euros, con motor 1.0 MPI de 75 caballos. Hasta finales de septiembre no estará disponible en nuestro mercado aunque su precio será ligeramente superior.