Amazon-motors
Amazon Motors te pone un coche de renting en tu casa ¡este verano!
Alonso
Fernando Alonso, Mercedes, Ferrari, y los enigmáticos viajes a Carolina del Norte
P90351034-highres
BMW Serie 8 Gran Coupé: El rival del Porsche Panamera ya está aquí
1017554805-lat-20190616-796916 (1)
El recadito de Bradley Smith a Aleix Espargaró le cuesta múltiples lesiones en su rodilla
Gettyimages-589921920
Los grandes cruceros contaminan mucho más que los automóviles

El Toyota de Fernando Alonso domina en la matinal de los test de Le Mans

Los 62 equipos inscritos en las 24 horas de Le Mans dispusieron de cuatro horas de pista libre para realizar las pertinentes pruebas de preparación para la próxima edición de la carrera de resistencia más famosa del mundo. 

Toyota test le mans 2019

Tal y como apuntaban las predicciones meteorológicas, el buen tiempo capitaneado por un radiante sol recibió a los próximos participantes de las 24 horas de Le Mans en lo que es el único día de test disponible en el propio circuito de la Sarthe antes del comienzo del evento en sí.

El único día para anticiparse en la búsqueda de los reglajes y también día de vital importancia para los pilotos debutantes, que deberán completar un mínimo de vueltas para ser considerados válidos de cara a la carrera, donde de nuevo tendrán que completar un mínimo de vueltas, incluyendo nocturnas, para ser admitidos para participar en las 24 horas.

Como Fernando Alonso anticipó en sus declaraciones antes de iniciar los test, día de incuestionable valor para Toyota, pues el LMP1 híbrido es más complejo de reglar que los prototipos de combustión convencionales, como el resto de LMP1 o LMP2, motivo por el que esta jornada cobraba vital importancia.

Fernando Alonso disfrutó de casi dos horas sobre el Toyota TS050 Hybrid. El piloto español cogió el relevo de Nakajima y pasado el mediodía, a casi una hora de finalizar la sesión matinal, Sebastian Buemi cogió el relevo hasta la bandera a cuadros

El piloto asturiano, que disputará su segunda edición de las 24 horas de Le Mans, marcó un mejor tiempo de 3’22’’078, el cual fue más tarde superado por el 3’21’’875 de Buemi, hacia el final de la sesión. Así pues, el Toyota #8 del que forma parte Alonso finalizó en primera posición, con 152 milésimas de margen sobre el Toyota #7.

Tal y como se esperaba, el margen sigue siendo amplio con el resto de competidores a pesar de los últimos ajustes de rendimiento, especialmente a una vuelta, donde los BR1 de SMP Racing se quedaron a más de dos segundos y medio, si bien el mejor tiempo lo marcó el Rebellion de Gustavo Menezes con  3’23’’926, faltando por ver cuál es la diferencia entre el LMP1 híbrido y el convencional en un relevo completo, teniendo en cuenta las cargas de combustible.

Fernando Alonso no es el único piloto español presente en los test, pues también está todo un veterano como Antonio Garcia, el cual afronta su decimocuarta participación en la mítica carrera, así como Miguel Molina, que realizará sus terceras 24 horas de Le Mans, buscando el redondear un fantástico estado de forma, pues el piloto llega directamente después de haber competido en los 1.000 kilómetros de Paul Ricard, donde volvió a subir al podio y se ha colocado como líder de las Blancpain Endurance Series.

Antonio disfrutó de unos minutos hacia el final de la sesión, finalizando su Corvette en cuarta posición de entre los de la categoría GTE-Pro, con un tiempo de 3’55’’992, superando al Ferrari de Miguel Molina, el cual acabó quinto, en solo 96 milésimas. Como Fernando, Miguel estuvo sobre el Ferrari en segundo lugar dentro de la alineación de su equipo. El mejor tiempo de la categoría fue para uno de los vehículos que está de despedida, el Ford GT #66, con un registro de 3’55’’728.

En LMP2, el mejor tiempo lo consiguió el equipo de Zak Brown, United Autosport, con Filipe Albuquerque a la cabeza, que con el Ligier marcaron un tiempo de 3’32’’242, superando en solo dos milésimas el tiempo de Pastor Maldonado.

La actividad regresa al circuito de La Sarthe a las 14:00, donde los pilotos volverán a tener cuatro horas de test por delante para terminar de realizar los ajustes necesarios.