Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Alonso vence en Sebring al volante del Toyota #8

El piloto español se impuso junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima. Los problemas mecánicos mermaron al Toyota #7 en el ecuador de la prueba, sirviendo el triunfo en bandeja a su unidad hermana. La diferencia en el campeonato asciende hasta los 15 puntos.

Tjp1915ma0137

Fernando Alonso no para de sumar triunfos. Con la memorable victoria en las 24 Horas de Daytona como un -casi- lejano recuerdo, el piloto español se ha impuesto en las 1.000 Millas de Sebring, correspondientes al Mundial de Resistencia. El bicampeón del mundo de Fórmula 1 se ha alzado con la victoria al volante del Toyota #8 junto a sus compañeros Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima; la primera tras las 24 Horas de Le Mans.

La salida fue limpia, con el Toyota de Alonso liderando la carrera desde el principio, seguido muy de cerca por su unidad hermana, el Toyota #7, de Pechito López, Kamui Kobayashi y Mike Conway. Los baches del trazado americano serían uno de los grandes retos que deberían afrontar los pilotos. Cerca de la primera hora de carrera, los dos Toyota hacían su primer paso por boxes. La parada de Buemi fue sensiblemente más rápida que la de su compañero. Antonio García, por su parte, había tenido un gran comienzo, aunque se vino abajo poco a poco por el desgaste de neumáticos.

Las nubes negras amenzaban al circuito de Sebring, justo en el momento en el que Fernando Alonso tomaba el relevo del piloto suizo; una hora y cuarto después del inicio de carrera. El Toyota #7 copiaba la maniobra, con Kobayashi recogiendo el testigo de Pechito López. El español no tardó en marcar vueltas rápidas, bajando al 1:42.360.

Tras dos horas de carrera, las primeras gotas comenzaron a caer en las curvas 1 y 2. Precisamente, se producía el primer gran accidente de la jornada, con el SMP Racing #17 estampado contra las protecciones. Se trataba de Egor Erudzhev. Bandera amarilla y safety car en pista, un contexto que Alonso aprovechó para hacer su primera parada. El Toyota #7 redujo la distancia hasta los cinco segundos, la lluvia amenazaba con aumentar su intensidad y todo por suceder.

Alonso no tardó en reaccionar. De nuevo, vuelta rápida tras vuelta rápida para aumentar la distancia con su principal rival hasta los siete segundos. Los doblados no molestaban en exceso y la noche comenzaba a caer sobre Sebring; un trazado que en sus primeros años de vida sirvió como pista de adiestramiento para pilotos de bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial.

RESULTADOS COMPLETOS

A las tres horas de carrera, Kobayashi cedió su lugar a Conway. Alonso aguantó pocos minutos más para hacer lo propio con Nakajima, dejando líder al Toyota #8 con 13 segundos de colchón.

La noche se apoderó de la escena. Conway reducía distancias con Nakajima, aunque la carrera proseguía en un estado bastante estable. En la primera parada para ambos, la distancia había bajado hasta algo más de cinco segundos. Máxima igualdad. El japonés no hacía más que perder tiempo y el Toyota #7 ya estaba muy cerca de los dos segundos. Mientras, en LMP2, el Jackie Chan #37 era líder de LMP2. En GTE Pro mandaba el Ford GT de Priaulx y, en GTE Am, el Aston Mrtin de Dalla Lana.

En plena ofensiva de Conway, se producía el cambio de pilotos en el Toyota #8. Buemi por Nakajima para tratar de paliar la sangría de tiempo. Sin embargo, los problemas llegarían para el #7 en la vuelta 158. Parada no prevista que le hizo perder más de cuatro minutos en boxes. Golpe de efecto para el devenir de la prueba. El incidente se debió a un toque con uno de los Aston Martin, lo que dañó la carrocería trasera del LMP1. El #7 rodaba con dos vuelta perdidas y volvería a sufrir otro contratiempo con un problema en su fondo plano.

En la vuelta 182 se producía el siguiente relevo de Alonso. Desde ahí, prácticamente un paseo hasta la última media hora de carrera, cuando la lluvia volvió a hacer acto de presencia sobre el circuito con un fuerte chaparrón. Nakajima ya había tomado el relevo en el #8, tras un relevo ‘relajado’ del asturiano. La carrera moriría con el accidente de Loic Duval a falta de algo más de diez minutos para el final, lo que provocó la salida del safety car sobre una pista empapada.

La carrera temrinço tras el coche de seguridd. Victoria para el Toyota #8 de Alonso, Nakajima y Buemi. Aumenta su ventaja con el #7 hasta los 15 puntos en el campeonato. En LMP2, el triunfo se fue para el Jackie Chan pilotado por William Stevens. En GTE Pro, Gianmaria Bruni mantuvo el liderato hasta el final con su último relevo para vecer con el Porsche GT. En GTE Am, la victoria fue a parar para Matt Campbell, con el Porsche Dempsey-Proton Racing.