Gettyimages-1085660578
Todo sobre la la tecnología mild hybrid: ¿Merecen la pena los llamados micro híbridos?
Alonso mclaren indy q 2019 1
McLaren se disculpa con Alonso tras el fracaso de Indianápolis
Ld11014
El mítico Land Rover Defender se convierte en esta completa camper
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid

Renault advirtió a la FIA sobre la retirada peligrosa del coche de Hulkenberg en Hungría

Los comisarios tocaron el monoplaza del alemán sin guantes protectores, corriendo el riesgo de sufrir una descarga eléctrica.

Comisarios hulkenberg hungria 2018 1

Nico Hulkenberg tuvo que poner fin a la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Hungría antes de tiempo debido a un fallo eléctrico en su monoplaza. El piloto alemán se vio obligado a aparcar su vehículo y salir de él rápidamente para evitar recibir una descarga eléctrica, pero los comisarios no tuvieron en cuenta este peligro a la hora de retirar el bólido de la pista.

Desde Renault se dieron cuenta de que algunos de los comisarios tocaron el coche sin guantes protectores, por lo que se arriesgaron a sufrir una descarga eléctrica. Viendo el gran peligro al que se expusieron, el equipo francés advirtió a la FIA sobre la retirada peligrosa del monoplaza de Hulkenberg para que tomara nota de la incidencia y evite que se repita tal imprudencia.

“Los comisarios llegaron y empezaron a empujar el coche. Le dijimos a Charlie [Whiting] a través de la radio que no sabíamos en qué estado estaba el coche porque todo dejó de funcionar y no teníamos datos, pero los comisarios ya estaban empujándolo en ese momento. Están vivos, así que no estaba funcionando el coche”, declaró Nick Chester, director técnico de Renault.

Whiting explicó que los comisarios están obligados a llevar guantes protectores que soporten descargas de hasta 1.000 voltios cuando un monoplaza se ha quedado parado en el circuito. “Si un coche se para, no se quedan viendo qué ha pasado para ponerse los guantes si es necesario. Deberían llevarlos todo el tiempo, esa es nuestra instrucción. Nunca puedes estar seguro de que los sistemas están funcionando correctamente, así que deberían llevarlos puestos siempre por precaución”, afirmó.

Una vez el monoplaza regresa el box, los miembros del equipo tienen seguir un procedimiento para evitar las descargas cuando el vehículo ha sufrido un fallo eléctrico. “Cuando el coche está de vuelta y los mecánicos se ponen los guantes de goma, nosotros protegemos la zona para que nadie pueda entrar porque no saben lo que pueden estar tocando. Después quitamos el suelo, podemos mirar lo que funciona y desde ahí sabemos lo que tenemos que hacer”, describió Chester.