Kia-proceed 02
Conducimos el Kia Proceed: En busca de la diferenciación
Mick schumacher-ferrari driver academy
Mick Schumacher, nuevo piloto de la Ferrari Driver Academy
Sin titulo
Vuelta al pasado: BMW M3 E92 GTS vs. Audi RS 4 Avant B7
Dakar 2019 portada completa
Los españoles que vencieron al Dakar 2019: Una armada de la que estar orgullosos
8fbb5a79-2020-ford-mustang-shelby-gt500-auction-1
Subastado el primer Ford Mustang Shelby GT500 2020

El Mercedes Clase G nos enseña cómo debemos vadear correctamente

El todoterreno más emblemático de la firma alemana se ha puesto el mono de trabajo y nos ha enseñado en tres sencillos pasos la mejor forma de vadear terrenos difíciles con total naturalidad y sin ningún tipo de problema. Parece que el 4x4 se siente como pez en el agua.

Sin titulo

A pesar de que la última generación del Mercedes Clase G ha mejorado notablemente la mayoría de sus detalles y se ha convertido en la más lujosa de todas, la marca alemana no está dispuesta a perder de vista las raíces que conquistaron a todos los seguidores del 4x4. Es por ello que ha querido mostrar en un vídeo las aptitudes off-road del coche.

Con la colaboración de la norteamericana Jessi Combs, la firma de la estrella nos enseñará cómo debemos vadear haciendo uso del SUV de más de 100.000 euros, a través de tres sencillos pasos que nos permitirán afrontar situaciones complejas. Lo primero de todo será medir la profundidad del agua, algo que tendremos que hacer de manera manual de la mejor de las formas, para después adentrarse sin ningún miedo. Cabe destacar que el Clase G ha mejorado su capacidad de vadeo hasta los 80 centímetros.

 

A continuación, el conductor deberá adentrarse en el agua de manera lenta y constante, a una velocidad máxima que no debe de superar los 10 km/h. Es importante mantener un ritmo constante ya que si nos detenemos las olas podrían afectar negativamente a la parte trasera del vehículo. Por último, los frenos. Dado que al salir del agua estarán mojados, nos tendremos que asegurar de tocar el pedal ligeramente varias veces para que puedan secarse y volver a recuperar su rendimiento óptimo.

Recordemos que debajo del capó del G 500 nos encontramos con un bloque V8 turboalimentado de 4.0 litros que nos facilitará todas las tareas descritas anteriormente. Entrega 422 caballos y un par máximo de 616 Nm, asociado a una transmisión automática 9G-Tronic que reparte toda la energía a las cuatro ruedas a través del sistema de tracción 4Matic. Con todo ello, y a pesar de superar los 2.400 kilos, el Clase G puede alcanzar los 100 km/h en 5,9 segundos.