Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

El Mercedes Clase G celebra su 40 aniversario: repasa su historia en vídeo

El todoterreno eterno cumple 40 años llenos de éxitos y en el vídeo que viene a continuación, los hemos comprimido en sólo un minuto así que no te pierdas nada.

Mercedes clase g 40

Uno de los todoterrenos más míticos de la historia del automóvil cumple 40 años. El Mercedes Clase G celebra este hito tras una trayectoria llena de éxitos que comenzó mucho antes de su presentación oficial en el Salón de Ginebra de 1979. Su andadura se inicia una década más atrás, con la unión de dos impresas importantes del sector.

Mercedes y Steyr-Daimler-Puch entraron en contacto en 1969 para cooperar en diferentes áreas, donde se incluiría la creación en conjunto de un todoterreno ligero. El primer prototipo del Mercedes Clase G se probó en 1972 y muchos de sus detalles se correspondieron con los de la versión que entraría en producción más adelante.

 

El objetivo del proyecto era crear un coche robusto y resistente ante cualquier circunstancia. Para ello, el Mercedes Clase G se puso a prueba en condiciones extremas, tanto de frío como de calor. Algunos de los escenarios donde rodó el vehículo fueron el Círculo Polar Ártico y el desierto del Sáhara, dos de los lugares más extenuantes del mundo.

Un mes antes de su puesta de largo en Ginebra, la prensa pudo probar el Mercedes Clase G durante un evento organizado en Francia. Desde entonces, el mítico 4x4 ha seguido evolucionando hasta la actualidad. Su última generación se presentó en el Salón de Detroit en 2018 y no puede estar más vigente, así que a este todoterreno todavía le queda mucha cuerda.