Nissan-destination-frontier-2019-7
Nissan Destination Frontier: El mejor amigo para la excursión del fin de semana
Sainz monaco 2019 1
Sainz, pletórico tras ser 6º: “Muy contento porque lo hemos luchado”
Seat-tarraco-prueba-portada
Prueba Seat Tarraco 2.0 TDI 190 4Drive: Es otra historia
1017526368-lat-20190526- 31i6904
Leclerc se retira en un fin de semana nefasto: “Esperábamos una carrera muy distinta”
Star-wars-accesorios-coche
Orgullo Friki: Star Wars tiene todos estos accesorios para tu coche

Cuatro generaciones de Audi RS4 juntas en una drag race

El familiar deportivo por antonomasia junto al RS6 se pone a prueba con algunos de sus más icónicos modelos junto su predecersor, el RS2. Cuatro coches con motores muy distintos. ¿Qué generación será la mejor?

Audi-rs4-drag-race

Pueden parecer en esencia coches iguales aunque de distintas generaciones, pero ocurre una cosa muy curiosa con los Audi RS familiares y es que a lo largo de los años y las generaciones han ido alojando bajo su capó distintos tipos de motor. Por eso esta reunión familiar organizada por CarWow es tan especial. Vamos a ver qué generación del Audi RS4 es la mejor.

Como miembro más veterano está el RS2 Avant, con un motor 5 cilindros turbo de 315 CV, que no es un RS4 propiamente dicho, pero al fin y al cabo se trata del predecesor de los familiares deportivos que llegarían después bajo las siglas RS dentro de la casa de Ingolstadt.

Ya con el número 4 encontramos al Audi RS4 B5 con un motor V6 biturbo (curiosamente como ahora) que ofrecía 380 CV y una diseño de carrocería ensanchado pero sencillo que lo convertía en todo un lobo con piel de cordero. La cosa se puso más seria con la llegada del RS4 B7 y un motor V8 atmosférico de 4,2 litros con 420 CV de potencia. Además ganaba en algo de refinamiento respecto a su predecesor.

Y saltándonos la generación B8 llegamos al actual RS4 B9, en la que la imagen deportiva es más evidente que nunca y en la que se vuelve a una cilindrada menor con un V6 biturbo de 3.0 litros pero que a pesar de todo esconde hasta 450 CV la misma potencia que en la generación anterior con un motor más grande pero en esta ocasión con más par: 600 Nm.

En definitiva distintas posibilidades para un concepto similar. El de un deportivo con aspecto familiar.

El más moderno RS4 B9 es claramente el ganador de la prueba pero es en la lucha por el segundo puesto donde la cosa se pone interesante entre el B5 y el B7, siendo el RS4 casi tan rápido como su sucesor con un V8 atmosférico. Sea como sea en una familia tan ilustre como esta cada uno tendrá a su favorito.