Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?
Vettel leclerc australia 2019 1
Ferrari justifica la decisión de mantener a Leclerc detrás de Vettel
Sin-titulo4-tile
Así funcionan todos los accesorios de la Peugeot Traveller by Tinkervan
Tjp1915ma0139
Alonso vuelve a ganar en EE.UU.: “Ojalá que siga la racha y la tercera sea la de Indy”
Sin titulo
Este Hyundai Tucson nos enseña cómo no debemos entrar en un parking

Este duelo entre los Ferrari 360 Modena y F50 no acaba como todos esperaban

Los conductores de estos dos modelos italianos decidieron exhibir su potencial en plena autopista y realizaron una serie de adelantamientos que dejaron en mal lugar a uno de ellos. Afortunadamente, nadie resultó herido.

Sin titulo

En muchas ocasiones las carreras ilegales no tienen el final que a los protagonistas les gustaría y el desenlace de las mismas suele tener presente tanto a la policía como a terceras personas que se ven afectadas por algún tipo de accidente provocado por los participantes. No obstante, hay otras en las que los actores principales acaban perdiendo el control de su coche, dando por perdidas todas sus opciones.

Algo similar ocurrió hace unas semanas en el país del sol naciente, concretamente en la Prefectura de Saitama, con dos deportivos italianos exóticos como principales protagonistas, tal y como cuentan desde Carscoops. Gracias a la cámara instalada en el interior de un vehículo que circulaba por la autopista japonesa de Tohoku, podemos contemplar el desenlace que tuvo lo que parece una carrera ilegal en plena vía pública.

Los dos protagonistas de la escena salieron de la misma fábrica, aunque en años distintos, convirtiéndose en auténticos referentes en su época, algo que quizás llevo a sus dueños a exhibir el potencial de sus respectivos vehículos en plena autopista. Y es que un Ferrari F50 de color rojo y un Ferrari 360 Modena negro, se dieron cita en el lugar equivocado y el segundo de ellos no tuvo muy buena suerte que digamos.

Como podemos observar en las imágenes, el conductor del F50 adelanta por la derecha a nuestro coche cámara a un ritmo bastante elevado, algo que también realizó el otro Cavallino Rampante, aunque en esta ocasión por el carril izquierdo. Sin embargo, unos metros más adelante, el primero de ellos invade el carril del segundo y esto provoca que el conductor del 360 Modena pierda el control del vehículo.

El eje trasero, encargado de digerir los 400 caballos del V8 de 3.6 litros, se vio superado y el coche comenzó un sobreviraje que lo llevó directamente contra la mediana, atravesando tres carriles a su paso. El daño, como es lógico, fue bastante severo dada la velocidad que llevaba, aunque afortunadamente parece que todo quedó en un susto y nadie resultó herido. Por su parte, el F50, siguió adelante con su camino.