Hinchan-ruedas-punto-carga
Insólito: mira cómo tratan de inflar las ruedas de su coche estos dos individuos
Alonso champ
Fernando Alonso gana las 24 Horas de Le Mans y es campeón del mundo de resistencia
Sin titulo3
Prueba Nissan Leaf 2019: El dueño de la ciudad
1017552440-lat-20190615-796375
Marc Márquez saca provecho del caos inicial para dar un mazazo al Mundial en el GP de Catalunya
Suzuki-jimny-camper-2
Este Suzuki Jimny se camperiza para ser el compañero ideal del fin de semana

El primer radar de stop multa a 500 conductores en un sólo día

Se ha instalado recientemente en Francia y es el primer radar que controla la velocidad de paso en este tipo de intersecciones. Está generando unas 500 multas diarias.

El radar que multa a quienes se saltan los stop ya está aquí y promete dar mucho juego. Lo han estrenado recientemente en Francia y durante sus primeros días en funcionamiento, un único dispositivo ha sido capaz de generar 500 multas al día. Desde luego, en un país como el nuestro, donde hasta los helicópteros van con radar, estamos convencidos de que esta tecnología no tardará en llegar aunque la DGT aún no se ha pronunciado al respecto.

El funcionamiento de estos radares de Stop es bastante sencillo. Se encargan de medir la velocidad de los vehículos que se aproximan a la intersección y cuando ésta no les permite detenerse por completo, les realizan la foto. En la misma se puede apreciar al coche a la altura de la línea de detención junto con la velocidad a la que circulaba. Además, una videocámara se encarga de registrar la secuencia completa.

De esta forma, los primeros conductores franceses multados mediante este sistema recibirán la notificación en su casa próximamente.

Recordemos que en nuestro país una infracción tan frecuente como pueda parecer ésta, se tipifica como muy grave. Hablamos de 200 euros de multa y la retirada de cuatro puntos del permiso de conducir. Ya habéis oído, es hora de prestarle más atención que nunca a estas señales de Stop y de tomárnoslas al pie de la letra, deteniendo por completo el coche al llegar a su altura.