Boxster-ruso
El Porsche Boxster más falso llega desde Rusia… y parte de un Lada
Collage indy monaco
Horarios y cómo ver el GP de Mónaco de Fórmula 1 y las 500 millas de Indianápolis
21226040 2019 - renault m gane r s trophy-r record at the n rburgring
Renault Mégane R.S. Trophy-R: Con un récord bajo el brazo
Mclaren indianapolis 2019
De la falta de volante a la pintura: Cronología de la organización desastrosa de McLaren
Gettyimages-1138936874
Convierte tu automóvil en un coche conectado con tu móvil y este dispositivo

El Jaguar F-Type podría ser eléctrico en 2021

La firma británica estaría plateándose seriamente la posibilidad de electrificar su modelo más deportivo, aunque no se descarta la opción de seguir contando con un bloque V8 de gasolina. Sea como sea, este modelo no llegaría hasta dentro de 2 o 3 años.

Jaguar-f-type-logo-1024x723

El futuro de uno de los fabricantes más reconocidos del Reino Unido parece estar ligado a la propulsión eléctrica, una solución que adoptarán la mayoría de firmas automovilísticas tarde o temprano. Desde que Jaguar lanzase al mercado su primer modelo de estas características, el I-Pace, los beneficios de la compañía han ido aumentando debido al gran éxito cosechado por este, algo que no ha pasado desapercibido por los máximos dirigentes.

Desde Tata, propietaria de Jaguar, quieren revisar completamente la estrategia de la firma británica y es por ello que han pensado en electrificar totalmente su gama de modelos. Uno de los primeros afectados será la nueva generación de la berlina XJ, el cual se espera para 2020, sin olvidar a un modelo que puede cambiar drásticamente y convertirse en todo un referente para su segmento.

Nos referimos al Jaguar F-Type, es decir, el modelo más deportivo de la marca y el que está llamado a ser uno de los principales implicados en esta revolución que planean los responsables del grupo. Según apuntan los colegas de Autocar, la firma británica estaría pensando seriamente la posibilidad de convertir al coupé inglés en un modelo completamente eléctrico, aunque no antes del 2021, momento en que conoceremos a su segunda generación.

De esta forma, el deportivo de Jaguar se beneficiaría de una plataforma de aluminio y fibra de carbono que le permitiría reducir notablemente su peso, al mismo tiempo que podría albergar un conjunto de baterías ubicadas en la parte inferior del vehículo y poder así presentar un centro de gravedad más bajo. Además, contaría con una tecnología avanzada en las celdas de su batería y podría aumentar significativamente los datos de autonomía ofrecidos en el I-Pace.

No obstante, tampoco se descarta la posibilidad de ofrecer tanto una variante eléctrica como una de gasolina. Esta última haría uso de un propulsor V8 turboalimentado de 4.4 litros procedente de BMW, el cual podría alcanzar fácilmente cifras de potencia superiores a los 600 caballos y un par máximo por encima de los 800 Nm (algo similar se espera en el M8). Todo apunta a que seguiría con una configuración biplaza, aunque es posible que adopte una similar a la del extinto XK, es decir, 2+2.