Peugeot-508-hibrido-concept-01
Peugeot 508 Sport Engineered: Hora de enchufarse
Declas williams retraso test
Williams pide disculpas: “Solo podemos pedir perdón, es vergonzoso”
Moto-motor-rueda-01
RMK E2: La moto eléctrica con motor instalado en su rueda ya puede ser tuya
Hamilton sobre ferrari
Hamilton: “Ferrari es muy fuerte, será un desafío mayor para nosotros”
Campana-dgt
Campaña especial DGT: Camiones, autobuses y furgonetas, en el punto de mira

Así ha quedado este vehículo tras ser ‘ingerido’ por el asfalto

El suceso ha tenido lugar en Zamora y nos ha dejado con unas imágenes de los más surrealistas posibles. Todo hace indicar que un fallo en el sistema de saneamiento de la zona ha provocado este inesperado socavón. 

1541806148 059509 1541806320 noticia normal recorte1

Cuando uno aparca su coche en plena calle durante la noche nunca espera que le vaya a suceder algo a su querido vehículo. Siendo pesimistas, podemos imaginar que algún gracioso nos arañe la carrocería, nos roben una de las ruedas – o el vehículo entero – pero nunca abrimos la posibilidad a lo ocurrido en Zamora.

El pasado viernes tuvo lugar uno de esos sucesos que el propietario no olvidará jamás. Decimos esto porque en la calle con más tráfico de la ciudad de Zamora, avenida de Cardenal Cisneros, un Renault Mégane ha sido el protagonista de algo surrealista, pues el asfalto se lo ha ‘tragado’ literalmente. Afortunadamente, nadie ha resultado herido.

En las imágenes que han recogido los medios locales (fotografía principal Radar Zamora) podemos observar cómo el coche ha quedado hundido lateralmente en un socavón originado por una fuga en la red de saneamiento de ese lugar en concreto, tal y como informaron los Bomberos de Zamora a Efe.  Lo curioso del caso es que el agujero tenía el diámetro del coche, por lo que visualmente uno podía pensar que el asfalto se había ‘comido’ al vehículo.

El vehículo, que estaba estacionado junto al parque de León Felipe, no pudo ser retirado de la zona hasta dos horas después, por lo que en ese margen la Policía Municipal tuvo que acordonar la zona. El único punto positivo que puede sacar el dueño de este suceso es dar gracias por no haber estado subido en el vehículo.

Ante lo sucedido, los Bomberos tuvieron que retirar a otro vehículo que estaba aparcado junto al coche afectado, arrastrándolo con un cable, pues también corría el riesgo de hundirse de manera inminente.