Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Así funciona el sistema de aerodinámica activa del Porsche 911 992

Es uno de los puntos clave de la nueva generación del deportivo alemán y es que su dotación tecnológica pone a disposición del conductor un avanzado sistema que ayuda a la hora de reducir la resistencia aerodinámica, además de ofrecer una dinámica de conducción mejorada.

Trasera-1-porsche-992

Si nos centramos únicamente en la parte estética de ambos modelos, tanto la generación 991 como la actual 992 del Porsche 911 parecen muy similares y tendremos que fijarnos muy bien para encontrar los nuevos cambios. Sin embargo, existen grandes diferencias en términos de tecnologías avanzadas, especialmente si prestamos atención a la parte aerodinámica.

Para ser aún más eficaz y ofrecer sensaciones de conducción mejoradas al conductor, el 992 cuenta con un avanzado sistema de aerodinámica activa, compuesto por unas aperturas ubicadas en las entradas de aire frontales, así como en la parte trasera, tanto en la parte inferior de la luneta como en los paragolpes, sin olvidarnos del alerón posterior y sus diferentes posiciones. En función de la velocidad a la que circule el coche, el sistema adaptará todos estos elementos para conseguir los mejores resultados.

Si circulamos por debajo de 70 km/h, el nuevo 911 abrirá las aperturas frontales, dirigiendo el flujo de aire alrededor de las ruedas delanteras, mejorando la ventilación y reduciendo al mínimo la resistencia aerodinámica. Cuando el coche supera esta velocidad, en lugar de abrirse permanecen cerradas, contribuyendo a la hora de reducir el drag. También debemos contar para esta tarea con el alerón activo, el cual se despliega parcialmente en su configuración “Eco”, una vez se superan los 90 km/h.

 

El siguiente escalón lo encontramos a velocidades superiores a 170 km/h, cuando el sistema de aerodinámica activa abre en la medida de los posible tanto las aperturas frontales como el alerón trasero, configurándose ambos en la posición “Performance”, lo que proporciona la mejor dinámica de conducción posible. Según la propia marca, la combinación de este sistema con el chasis deportivo PASM (reduce la altura del coche 10 mm) hace que sea posible reducir cuatro segundos por vuelta en Nürburgring.

Por último, todos estos componentes aerodinámicos activos también se utilizan en varios escenarios de conducción diferentes. Por ejemplo, el aleron trasero se despliega cuando el conductor activa el nuevo "modo Wet" del 992, es decir, el modo pensado para la lluvia. En esta configuración, el deportivo alemán aumenta la distribución de potencia en las ruedas delanteras y reduce la entrega de par motor, entre otras cosas, con el objetivo de reducir el aquaplaning. Además, no podemos olvidar la ayuda ofrecida por el alerón trasero a la hora de realizar fuertes frenadas, pues este actúa como un freno de aire.