Maxresdefault
El adelantamiento de este vehículo no acaba todo lo bien que esperaba
Timo glock hamilton
Timo Glock sobre Hamilton: “No siempre te salen las cosas bien”
Mercedes-clase-a-cto-01
Conducimos el Mercedes Clase A 2018: El primero de la lista
Sut chinese grand  1587111
Los neumáticos, el dolor de cabeza de Mercedes en el inicio de temporada
Ferrari-488-gtb-by-pogea-racing
Ferrari 488 GTB by Pogea Racing: Máximo rendimiento

Un capitán de la Guardia Civil ‘cazado’ a 179 km/h inculpa a un portugués

El alto mando de la Benemérita negó los hechos e informó a tráfico de que un ciudadano portugués y manco era quien conducía a esa velocidad por una carretera limitada a 90 km/h. Su coartada ha salido ahora a la luz.

El capitán de la Guardia Civil, cuya identidad permanece en secreto, fue fotografiado por un radar móvil cuando circulaba con un Mercedes E 320 a 179 km/h por una carretera limitada a 90 km/h. Los agentes de tráfico no dudaron en sancionarle, emitiendo una sanción de 600 euros y 6 puntos del carnet pero por si todo esto fuera poco, el mando de la Benemérita trató de deshacer el entuerto inculpando a un portugués manco.

Según relata El Confidencial Digital, los hechos ocurrieron ya hace más de seis meses, cuando el capitán accedió a probar el Mercedes de un amigo y lo condujo a alta velocidad por las carreteras de la zona, situada en la mitad norte de España. Al parecer, no tardó en caer en un radar móvil y la multa llegó a manos del propietario del vehículo a los pocos días.

El vehículo figuraba a nombre de un matrimonio que regenta un concurrido bar de la zona y ambos no tardaron en alertar a su amigo de lo sucedido para que se responsabilizada del hecho. Sin embargo, su respuesta fue bastante distinta de lo esperado. El capitán les entregó los 600 euros en efectivo y les pidió que se dirigieran a Tráfico para abonarlos, algo que hicieron posteriormente en la Jefatura Superior de Logroño donde –atención– identificaron como conductor a un pariente suyo de nacionalidad portuguesa, llamado Óscar Lázaro quién, por cierto, perdió parte de un brazo en un accidente de tráfico. Lo hicieron, aseguran, siguiendo las instrucciones que les dio el verdadero infractor.

Por lo que comenta este diario digital, la historia es de sobra conocida en la región pero de momento, las autoridades guardan silencio al respecto.