Mso-uniqie-720s-pebble-beach-1
Este exclusivo McLaren 720 S va directo a Pebble Beach
Sut austrian grand 1504886
Hasegawa: “Cancelar el acuerdo con Sauber no afecta a nuestro programa”
Sut rally deutschl 1516671
Ott Tänak se pone líder en el Rally de Alemania
Milltek-classic-peugeot205gti-exhaust-1
Retrocedamos en el tiempo con este Peugeot 205 GTi Milltek
Silverstone salida 1
El número de adelantamientos se ha reducido a la mitad en 2017

El resurgir de Sebastian Vettel de la mano de Ferrari

El piloto alemán volvió a las andadas tras una complicada temporada en 2016. El cuatro veces campeón del mundo espera lograr su primera corona junto a la Scuderia y terminar así con el dominio establecido por Mercedes desde 2014.

Vettel portada 1

Sebastian Vettel ha regresado. El piloto alemán volvió a la senda de la victoria en la primera mitad de la temporada y desde la cita inicial de la campaña se posicionó como el piloto a batir por el campeonato del mundo. Vettel y Ferrari están dispuestos a terminar con el dominio establecido por Mercedes y sus pilotos desde 2014, aunque la batalla está lejos de decidirse al llegar el parón veraniego.

Esta vez, las buenas sensaciones transmitidas por Ferrari en los test de pretemporada no fueron un farol y Vettel puso fin a su sequía de 18 meses sin lograr una victoria en Australia. El alemán se impuso firmemente a Lewis Hamilton con una ventaja de casi 10 segundos con respecto al británico en lo que fue un claro mensaje de sus intenciones de hacerse con el título mundial.

Las posiciones se intercambiaron en China y Hamilton fue capaz de aprovechar las condiciones de pista cambiantes mejor que Vettel, quien dejó escapar al británico al recuperar los puestos perdidos por entrar a boxes a cambiar a los neumáticos de seco antes de que saliera el coche de seguridad. Al final, tuvo que conformarse con la segunda posición, pero estaba dispuesto a lograr la victoria en la siguiente carrera.

Desde el tercer lugar de la parrilla en Bahréin, Vettel realizó una buena salida y superó a Hamilton para ponerse segundo, por detrás de Valtteri Bottas. Al igual que en China, un coche de seguridad salió poco después de que el alemán hiciera su parada, pero en esta ocasión la estrategia le funcionó y se colocó en primera posición, donde se mantendría hasta cruzar la línea de meta.

En Rusia, Vettel pudo terminar con su sequía de poles en la primera fila completamente Ferrari desde el Gran Premio de Francia de 2008, aunque no pudo defender su posición en la salida tras una veloz arrancada de Bottas. El alemán recortó distancias con el finés en la última parte de la carrera, pero no fue capaz de superarle y se quedó a solo seis décimas del triunfo. Para beneficio de Vettel, Hamilton se quedó fuera del podio y aumentó su ventaja en el campeonato.

El fin de semana en España estuvo a punto de complicarse cuando el equipo tuvo que cambiar el motor de su Ferrari para la clasificación. A pesar de un susto durante la Q1, el alemán pudo clasificar en segunda posición para la carrera. Tras una buena salida, Vettel se puso primero adelantando a Hamilton en los primeros metros. El duelo entre ambos se mantuvo estable hasta, que en un periodo de Virtual Safety Car, el alemán paró una vuelta más tarde que Hamilton para poner neumáticos medios, mientras que el británico optó por los blandos. Hamilton superó a Vettel y gestionó sus gomas para imponerse por delante del piloto de la Scuderia.

Mónaco sería el escenario de una batalla entre los pilotos de Ferrari. Raikkonen se hizo con la pole por delante de Vettel, pero el alemán superó a su compañero de equipo gracias a alargar su parada cinco vueltas más. De esta forma, Vettel salió por delante de Raikkonen tras su paso por boxes y aguantó el primer lugar hasta ver la bandera de cuadros. La victoria, junto a la séptima posición de Hamilton, le hizo colocarse a 25 puntos de distancia en el liderato del mundial.

La buena racha de Vettel tuvo su fin en Canadá. Partiendo desde el segundo lugar en parrilla, el alemán no hizo una buena salida y cayó hasta el cuarto lugar antes de tener un toque con Max Verstappen que dañó su alerón delantero, por lo que tuvo que entrar a boxes para reemplazarlo. Vettel se incorporó a la pista en 18ª y última posición, viéndose así obligado a remontar. Fue recuperando posiciones a lo largo de la carrera y salvó los muebles con una cuarta posición, aunque la victoria de Hamilton significó que su distancia en puntos se redujo a 12.

Azerbaiyán fue el punto caliente de la primera mitad de año de Vettel. Al final del segundo periodo de coche de seguridad de la carrera, Hamilton frenó y el alemán impactó contra la parte trasera de su Mercedes. Como respuesta, Vettel chocó contra el británico en una maniobra que los comisarios castigaron con un ‘Stop and Go’ de 10 segundos. Afortunadamente para él, Hamilton tuvo que entrar a boxes para colocar correctamente su reposacabezas y salió por detrás del piloto de Ferrari. Finalmente, Vettel fue cuarto y volvió a salvar la situación al sumar más puntos que Hamilton.

La FIA decidió investigar el incidente entre Vettel y Hamilton después del Gran Premio, por lo que el alemán se arriesgaba a ser descalificado de la carrera por comportamiento antideportivo. Una disculpa púbica fue suficiente para que el órgano de gobierno diera por terminado el asunto y Vettel no recibiera ninguna sanción adicional.

El Gran Premio de Austria fue una repetición de lo visto en Rusia. Bottas se puso primero después de una controvertida salida y Vettel se mantuvo en segunda posición durante toda la carrera. En los últimos giros, se acercó al finés, pero el piloto de Mercedes aguantó la presión para llevarse el triunfo. Un día complicado para Hamilton permitió a Vettel aumentar la distancia a 20 puntos.

La siguiente cita se disputó en territorio enemigo: Gran Bretaña. Con un Hamilton dispuesto a hacerse con una nueva victoria ante los aficionados locales, Vettel tuvo un agitado duelo con Verstappen en las primeras vueltas de la carrera. Una vez le ganó la posición, se mantuvo tercero hasta que sufrió un pinchazo en el penúltimo giro y perdió cuatro puestos, lo que aprovechó Hamilton para colocarse a apenas un punto de Vettel en el mundial.

Hungría fue un buen final para la primera mitad de temporada de Vettel. Desde la pole, pudo mantener la primera posición a pesar de un problema de dirección que no le permitió escaparse de Raikkonen. Aun así, el alemán dominó la prueba y cruzó la línea de meta en primer lugar para sumar su cuarto triunfo del año. El cuarto puesto de Hamilton permitió a Vettel irse de vacaciones con 14 puntos de ventaja.

A pesar de que el rendimiento puro de Mercedes y Ferrari parece estar muy igualado, muchos de los resultados dependen de las características de los circuitos. Si bien Spa y Monza pueden ser trazados que favorezcan más a los de Brackley, la Scuderia tendría una buena oportunidad de contraatacar en Singapur. Ni Vettel ni Hamilton han abandonado todavía esta temporada, por lo que el mundial podría decidirse a favor del piloto que menos fallos cometa.