Apoyo-ciudades-espaas-01
La OCU contra las etiquetas de la DGT:  No siempre un ‘Eco’ o ‘Cero’ contamina menos
Aleron delantero
Tost, asombrado con el alerón delantero de Ferrari: “Al menos, les da medio segundo”
Audi-rs-q4-01
Audi RS Q4: Con toda la garra y el tamaño justo
Caja de cambios
La FIA trabaja en cajas de cambio estándar para 2021
Lamborghini-terzo-millenio
El primer Lamborghini híbrido llegará en el Salón de Frankfurt 2019

Prueba Seat Arona 1.6 TDI DSG: Agilidad en formato SUV

Analizamos en vídeo uno de los todocaminos que mayor expectación han despertado en nuestro país durante los últimos tiempos, el Seat Arona. Con su motor 1.6 TDI de 95 caballos bien asociado a un cambio DSG de siete marchas, promete dar mucha guerra.

Seat arona4-video-2

Seat cuenta ya con su patrulla X particular, una serie de modelos alterados genéticamente para pasar de turismos a portentosos SUV o todocaminos, si lo prefieren. El Ateca fue su primer integrante y el Tarraco será el último pues está a punto de llegar, pero hoy analizamos al hermano pequeño de ambos: el Seat Arona.

Este modelo comparte chasis y motorizaciones con el Ibiza, uno de los modelos más difundidos en nuestro mercado, pero al primer vistazo, no encontramos ni rastro del popular utilitario. Su carrocería, más robusta y también más colorida, alcanza los 4,14 metros de longitud, presenta una altura de 1,54 y sólo su anchura se mantiene en unos contenidos 1,78 metros. Respecto a la mecánica elegida para la prueba, estamos ante el único Arona –hasta el momento– que puede llevar un motor diésel asociado al cambio automático DSG. Es el 1.6 TDI de 95 caballos y declara un consumo de 4,1 litros en ciclo mixto homologado pero veamos qué sucede en uso real…

 
A favor: Dinamismo. Espacio interior. Equipamiento. Consumo contenido. Precio.
 
En contra: Interior calcado al Ibiza. Algunos detalles y ajustes. Respuesta del TDI en bajas.