Volkswagen-golf r-2017-1600-0d
Volkswagen Golf R 2021: Asistencia confirmada, hibridación descartada
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
911-cabrio-2019-portada
Conducimos el Porsche 911 Cabrio 2019: Descapotable para todo el año
Vettel
Nueva temporada, misma Ferrari
Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?

Ken Block se va hasta Goodwood para celebrar el lanzamiento del Forza Horizon 4

El piloto estadounidense ha pensado que la mejor manera de promocionar la llegada del popular videojuego era ponerse a los mandos de su Mustang Hoonicorn y sacar a relucir los 1.400 caballos por las inmediaciones del trazado británico.

Ken-block-forza-horizon-4-at-goodwood-09-hero-hero

Llevábamos un tiempo sin conocer de las aventuras de Ken Block, y recientemente la espera ha llegado a su fin. El pasado día 2 de octubre salió a la venta para Xbox One y PC uno de los videojuegos más esperados del año, el Forza Horizon 4, motivo más que suficiente para que el reputado piloto estadounidense haya vuelto a la acción.

Para promover el lanzamiento de la nueva entrega de Playground Games, Block ha decidido ponerse a los mandos de su espectacular Ford Mustang Hoonicorn V2 y se ha dirigido al mítico trazado de Goodwood para realizar una especie de gymkhana al estilo británico, protagonizada por los ya habituales derrapes y el humo de los neumáticos, aunque en esta ocasión se trata de un vídeo más corto que los habituales.

Sin duda, uno de los principales protagonistas de este nuevo show es el citado Mustang de 1965, es decir, una auténtica máquina quema neumáticos que cuenta con un V8 de 6.7 litros alimentado por metanol y dos turbocompresores, capaz de entregar una potencia de 1.400 CV al asfalto a través de un sistema de tracción a las cuatro ruedas que le permite al piloto estadounidense exprimir al máximo todos y cada uno de esos caballos salvajes.

Durante los próximos minutos veremos a Block haciendo de las suyas, rodeado de algunos vehículos clásicos de competición estratégicamente posicionados, como algún Alfa Romeo, BMW o un Lotus Cortina, sin olvidar la indiscutible presencia de un Mini de la vieja escuela con los colores de la ‘Union Jack’, convirtiéndose en el juguete perfecto para los donuts del Mustang.

No obstante, también se ha querido acordar de la importancia que tuvo Goodwood para los británicos en la Segunda Guerra Mundial, donde se convirtió en una base aérea, por lo que podemos encontrar en escena un avión de combate Supermarine Spitfighter estacionado. Naturalmente, también decide deslizar el Hoonicorn alrededor de este avión clásico. 

Finalmente, Block termina frente a Goodwood House con una gran variedad de deportivos de altas prestaciones estacionados alrededor, destacando por encima de todos uno de los auténticos protagonistas del videojuego, el McLaren Senna.