Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

Encuentran el Pontiac Trans Am de la última película que rodó Steve McQueen

La última unidad superviviente de 'The Hunter' ha sido encontrada abandonada en un granero cerca de donde se rodó le película y donde ha estado intacto durante casi 40 años.

Pontiac-trans-am-the-hunter-steve-mcqueen-port

Dentro del famoso mundo de los conocidos como Barn Finds hay hallazgos más o menos destacados. Este, que no deja de entrar dentro de lo habitual con un viejo deportivo abandonado en un granero, adquiere una importancia mayúscula cuando se descubre que es el último vehículo que Steve McQueen utlizó en una película. Se trata de un Pontiac Trans Am que participó en la película 'The Hunter', la última en la que participó Steve McQueen y por lo que parece es el único de sus compañeros que sigue vivo hoy en día.

A pesar del pésimo estado en el que se encuentra actualmente este Trans Am ha permanecido intacto durante décadas en un granero de una granja cerca de donde se rodó la película. Y el por qué se explica con una curiosa historia de este rodaje.

Esta granja de Illinois pertenece a Harold McQueen, un granjero que gracias a vivir cerca del rodaje de esta película no sólo tuvo la suerte de participar en él sino que acabó recibiendo uno de los coches utilizados en la película como pago por su colaboración. Harold, acabó entablando amistad con algunos miembros del equipo de rodaje e incluso llegó a conocer a McQueen a quien admiraba.

Y fue en un momento del rodaje cuando llegaron a utilizar uno de los trailers de Harold para acoplar los coches empleados en las escenas de acción. Un servicio por el que acabó recibiendo uno de los Trans Am utilizados que, eso sí, quedó dañado tras el rodaje, por lo que la intención de Harold era guardarlo en su granero hasta que lo restaurara.

Todos los Pontiac Trans Am modelo 1979 fueron cedidos por la propia Pontiac. Y en el caso de este ejemplar estaba destinado a explotar en una escena que no salió bien a la primera, por lo que acabó de este modo y sin posibilidad de volver a usarlo en el rodaje. Parece ser que eso llevó a los productores a cerrar ese acuerdo con Harold McQueen, incluso con documentación de por medio.

Así, tras 39 años en la sombra este Trans Am tan especial ha sido hallado y parece que recibirá esa ansiada restauración después de que los propietarios de un concesionario de Texas llegaran a un acuerdo con Harold para comprárselo. Una restauración de mano de sus nuevos propietarios que tendrá que ser a fondo ya que muchos elementos tanto del exterior como del interior han desaparecido mientras que otros están oxidados. Para los interesados está a la venta en Hemmings acompañado de una buena cantidad de información, fotos y recuerdos del rodaje.