Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Este BMW 325i E30 está a la venta y su V8 tiene ganas de guerra

La generación E30 no contaba con ningún propulsor de ocho cilindros en su gama, aunque eso no parece haber sido un impedimento para este propietario. Ahora, en lugar del motor de fábrica, se encuentra un bloque procedente de un Ford Mustang.

Bmw-325-v8

El BMW Serie 3 siempre ha podido presumir de motores de seis cilindros en línea bien calibrados y con un sonido característico. El V8 siempre ha estado al margen de este modelo y únicamente lo hemos visto de forma esporádica ya sea en el M3 de la generación E90 o en el exclusivo E46 GTR de edición limitada. Sin embargo, siempre hay excepciones.

Ya hemos visto en muchas ocasiones las extrañas y singulares transformaciones que realizan algunos propietarios en el vano motor de su coche, intercambiando los propulsores de serie por algunos de mayor tamaño procedentes de modelos más prestacionales. En este caso, el protagonismo recae sobre un BMW 325i E30 de 1986, cuyo propietario decidió decirle adiós al seis cilindros en línea de fábrica.

Dado que el dueño reside en Estados Unidos y allí tiene una enorme reputación y popularidad el Ford Mustang, no se le ocurrió otra cosa que recurrir a una unidad de plataforma Fox para arrebatarle su V8 atmosférico de 5.0 litros y así poder instalarlo en su modelo alemán. Según el propietario todos los componentes son originales y la única excepción es una centralita de postventa procedente de MegaSquirt. Junto a este bloque aparece una caja de cambios manual de cinco relaciones y un diferencial de deslizamiento limitado. 

Durante todos estos años el 325i de estas líneas ha recorrido algo más de 285.000 kilómetros.

En 1989, año del Mustang donante, este bloque de ocho cilindros ofrecía una potencia no muy destacada y se conformaba con 220 caballos, es decir, 50 más que el bloque original de 2.5 litros. Un incremento no muy grande, pero que seguramente en los 1.180 kilos que anuncia este BMW son más que suficientes para divertirse durante el fin de semana, además de disfrutar con el grave sonido que producen todos sus cilindros al unísono. 

Fuera del motor, el coche no parece haber recibido modificaciones importantes y los únicos cambios se encuentran en los paragolpes, las luces traseras tintadas, un pequeño alerón en la parte trasera y la denominación ‘350i’ en su zaga. En el interior, aparecen unos relojes analógicos, aunque no encontraremos la presencia de un sistema de aire acondicionado ni calefacción. Su precio actual es de 2.950 dólares, unos 2.570 euros al cambio, y está anunciado en eBay en Newark, Delaware (Estados Unidos).