Ferrari-abandoned port
Esta colección de Ferrari abandonados en pleno campo es lo más doloroso de la semana
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

7 coches tan playeros como el Citroën Méhari que ya no recordabas

Con el regreso del Méhari, ahora reconvertido en eléctrico, Citroën ha vuelto a llamar la atención sobre un concepto de automóvil que triunfó especialmente durante los años 60 y 70 y que poco a poco fue cayendo en el olvido. ¿Veremos nuevas versiones de estos otros coches playeros?

El Citroën Méhari posa junto con tres modelos en una de sus producciones más 'life style' de la época.

1.- Mini Moke: Diseñado por Alec Issigonis a principios de los años 60, este Austin Mini Moke se proyectó como vehículo militar aunque su escasa altura y el pequeño tamaño de sus ruedas limitaba demasiado sus condiciones off-road, lo que le permitió librarse del ejército para disfrutar de una vida civil bastante más divertida. En Reino Unido se produjeron más de 14.500 Mokes entre 1964 y 1968, pero también fue un éxito en Portugal y Australia, llegándose a producir 10.000 coches en nuestro país vecino y nada menos que 26.000 en el país oceánico. Con todas las versiones de Mini que tenemos disfrutamos hoy en día nos preguntamos si su regreso no sería un éxito.

2.- Volkswagen 181: Realizado sobre la base del Escarabajo y denominado oficialmente como Volkswagen Type 181, este pequeño todoterreno descapotable demostró una gran eficacia tanto como vehículo de ocio, como militar. Su gran ligereza –995 kilos–, sus dimensiones compactas –3,78 de largo por 1,64 de ancho– y sobre todo su tracción total, le permitían acceder a zonas complejas y desde el principio de su desarrollo se le apodó como 'el Jeep Europeo'. Después tuvo bastantes más motes, de modo que mientras en Alemania se conocía como Kurierwagen –"el mensajero"–, en Reino Unido se le apodó 'Trekker', en Estados Unidos 'The thing' y en México VW Safari. Se produjo en las plantas alemanas de Wolfsburgo y Hannover, además de la indonesia Yakarta y en la de Puebla, México, durante los años 1969 y 1983. Su polivalencia le sitúa como el coche de este tipo más difundido en el mundo, con un total de 90.883 unidades producidas, la mayoría en Alemania Federal y México.

3.- Renault Rodeo: Entre 1970 y 1987 Renault produjo diferentes modelos bajo el nombre ‘Rodeo’ que muchos nostálgicos recordarán. El polifacético Renault 4 fue el primero que cedió su plataforma para dar lugar a un vehículo 100% playero, que sólo pesaba 645 kilos y que superaba por poco los 3,66 metros de longitud. Su gran altura libre al suelo y unos neumáticos altos y estrechos le valían para acceder a zonas complejas y su baja carrocería, totalmente descubierta facilitaba un contacto directo con la naturaleza. El concepto caló en la marca gala que sucedió este primer modelo con el Rodeo R6 y que también se atrevió a diseñar y producir un Rodeo R5 más compacto y ágil.

4.- Seat Samba: Dispuesto sobre la plataforma del 127 de segunda generación, se comercializó en Italia bajo el nombre de Fiat Scout pero no tardó en llegar a nuestro país como Samba. Pese su diseño minimalista y a diferencia de otros coches playeros de la época, su carrocería era completamente de chapa y su chasis y mecánica le permitían rodar en carretera de forma estable y rápida. El carrocero Indcar fue el encargado de producir la mayoría de estas variantes en nuestro país y aunque se producía como un cuatro plazas, la banqueta posterior podía desmontarse dejando una amplio espacio de carga, muy valorado por los surferos de la época.

5.- Matra-Simca Rancho: En 1977 el grupo galo Matra en cooperación con Simca dio lugar a uno de los primeros todocamino de la historia. La idea inicial era ofrecer un modelo al estilo de los Range Rover pero bastante más económico y sencillo de mantener aprovechando la base del Simca 1100 y lo cierto es que tuvo una buena acogida desde el principio. Se llegaron a producir hasta 57.792 unidades de este modelo hasta 1984 y sus clientes valoraban la gran capacidad de la zona trasera gracias a una caja hecha de poliéster y fibra de vidrio que podía elegirse sin techo, una variante de lo más playera. Sólo sus dos puertas laterales y el motor 1.4 de 80 caballos limitaba sus capacidades.

6.- Simca 1200 Campero: A principios de los años 70, los cordobeses Antonio Madueño y José Torrico realizaron una carrocería con poliéster con fibra de vidrio que ensamblaron sobre la plataforma del Simca 1200, dando lugar a una variante única de este modelo. Por supuesto, sus creadores se encargaron de proteger el bastidor, reemplazar los amortiguadores por unos de mayor recorrido e incluir neumáticos mixtos para mejorar su respuesta off road. Presumía de alcanzar velocidades de hasta 145 km/h en carretera y de un interior sorprendente, con dos banquetas posteriores para acoger hasta 8 adultos en su interior. Así de orgulloso pasaba en la portada de la revista Velocidad, en marzo de 1973.

7.- Trabant Tramp: Procedente de la antigua RDA y disponible en el mercado español por debajo del medio millón de pesetas, este Tramp era uno de los coche mas baratos de este tipo aunque ahora cuestan unos 3.000 euros, cotizados ya en el mercado de clásicos. Desarrollado a partir del Trabant 601, este biplaza permitía disfrute al aire libre para sus dos ocupantes y garantizaba ciertas garantías off road pues también se desarrolló inicialmente como vehículo militar bajo el nombre de Trabant Kübel. Tuvo éxito en algunos mercados europeos, especialmente en Grecia. No hemos encontrado mejor forma de cerrar este artículo que con un vídeo de la época.