Maxresdefault
El adelantamiento de este vehículo no acaba todo lo bien que esperaba
Timo glock hamilton
Timo Glock sobre Hamilton: “No siempre te salen las cosas bien”
Mercedes-clase-a-cto-01
Conducimos el Mercedes Clase A 2018: El primero de la lista
Sut chinese grand  1587111
Los neumáticos, el dolor de cabeza de Mercedes en el inicio de temporada
Ferrari-488-gtb-by-pogea-racing
Ferrari 488 GTB by Pogea Racing: Máximo rendimiento

No, Red Bull no usó a Toro Rosso para ganar la carrera

El equipo de la bebida energética fue el que más provecho sacó de la aparición del coche de seguridad, lo que ha levantado suspicacias entre muchos aficionados.

Coche de seguridad f1 2018 china

Sería absurdo cuestionar que la aparición del coche de seguridad benefició a Red Bull, perjudicando tanto a Ferrari como a Mercedes. Pero de ahí, a pensar que fue una acción premeditada y orquestada por el equipo de la bebida energética, sacrificando a sus dos pilotos en formación, hay un trecho.

Es lícito que levante suspicacias que el máximo beneficiado de la colisión entre los dos Toro Rosso sea el equipo Red Bull, pero un rápido análisis de lo ocurrido debería bastar para despejar las dudas de los que todavía se preguntan si ha habido acciones antideportivas en esta cita.

Sebastian Vettel ha sido el más crítico con la aparición del coche de seguridad, un coche de seguridad del que también se ha quejado Mercedes e incluso pilotos como Romain Grosjean. En el lado opuesto, pilotos como Carlos Sainz, que tras pasar por la zona avisó de radio de que la curva estaba llena de restos y que había que limpiar eso.

Lo cierto es que lo que ha decantado la balanza en la carrera, no ha sido tanto la aparición del coche de seguridad, sino el momento en el que el mismo fue sacado a pista. Charlie Whiting se lo pensó en exceso, y cuando decidió hacerlo, los favoritos estaban a punto de encarar la recta de meta.

Las imágenes son claras. La señal de Safety car apareció con tiempo para que los favoritos decidieran entrar a boxes, pero no con el suficiente tiempo como para que el equipo evaluase, decidiese, e hiciese el llamamiento a boxes. Quizás culpa de estos equipos, que deberían haber avisado a sus pilotos que, en caso de coche de seguridad, entraran inmediatamente. Pero no lo hicieron. Ni Bottas, ni Vettel, ni Hamilton ni Raikkonen, pese a que había ciertos segundos de margen entre ellos y pese a que hubiera significado una parada gratis (a falta de ver la decisión que hubiera tomado Red Bull), que es como se denomina cuando cambiar los neumáticos no te cuesta posición.

Reunificado el pelotón y con los Red Bull con neumático blando, a los favoritos solo les queda dar gracias de que a Renault y a McLaren les falte esa competitividad, porque ciertamente se quedaron vendidos. Red Bull estaba para marcar fácilmente el doblete, aunque la efusividad de Verstappen lo impidió.

Aunque Red Bull hubiera planificado un accidente entre su equipo cantera, esto solo aseguraría la aparición del coche de seguridad, pero no que éste apareciese en el momento que mejor le venía a Red Bull. Sebastian Vettel también se quejó, asegurando que el coche de seguridad virtual hubiera sido suficiente, pero con personal en pista trabajando para retirar objetos, Charlie Whiting optó por reunificar al grupo y darle a los comisarios tiempo seguro, sin tener que lidiar con el paso de vehículos.