Vuelta coche electrico
1.000 km por 10 euros: El coche eléctrico demuestra su economía de uso en viajes
Ferrari brasil
Ferrari encuentra el motivo de la mala carrera de Vettel
S18-3024-1541107590
Probamos el Porsche Panamera GTS: Falto de emociones
Verstappen ocon fia brasil 2018 1
Castigo surrealista para Verstappen por sus empujones a Ocon
Car-lovers
El 54% de los españoles no vendería su coche ni aunque le garantizaran su movilidad

Volkswagen se une a la plataforma Apollo para el desarrollo de coches autónomos

El grupo alemán es el último fabricante en sumarse a este consorcio liderado por el gigante chino Baidu y al que ya se han sumado otros como Volvo, Ford, BMW o Microsoft.

Vw-baidu-apollo-autonomous

La próxima gran revolución en el mundo del automóvil será la conducción autónoma. Sólo hay que ver cómo de enserio se están tomando los fabricantes esta particular carrera tecnológica en la que actores como Tesla llevan ventaja pero que poco a poco comienzan a ver cómo otros grandes fabricantes tratan de alcanzarles.

El último ha sido el Grupo Volkswagen que se ha unido al consorcio Apollo del gigante chino Baidu, una plataforma que emplea un enfoque de código abierto para acelerar el desarrollo de vehículos autónomos y ponerle así las cosas difíciles a Tesla o Waymo (creada por la matriz de Google).

Y no es un grupo cualquiera, porque Volkswagen se ha unido a una mesa en la que están compañías tan granes como Volvo, Ford, BMW, Chery Automobile, Great Wall Motors, Bosch, Continental, ZF e incluso tecnológicas como Microsoft o Nvidia. Un grupo con 150 empresas en total que quiere lanzar una apuesta a gran escala como para tenerla en cuenta y que Baidu espera empezar a probar en coches con Ford antes de que finalice este año.

La entrada de Volkswagen no obstante es de mucho peso dentro de este grupo ya que, según señala Reuters, el grupo alemán conseguirá un asiento en el consejo de administración.

Volvo o Ford ya han anunciado sus planes con el gigante chino. Baidu y Volvo revelaron hace algunas semanas que desarrollarán conjuntamente coches de conducción autónoma de Nivel 4 mientras que Ford planea empezar a probar uno pronto en China, un país en el que según IHS Markit se venderán 14,5 millones de vehículos autónomos para el año 2040.