9a3cb070-vw-interactive-headlights-and-taillights-25
Así funciona el futuro sistema de iluminación de Volkswagen
Sut united states  1690730
La lluvia no aparece y Hamilton se lleva una ajustada Pole en Austin
Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Alonso q austin 2018 1
Alonso, 14º en parrilla: “No nos hemos dejado nada en ninguna vuelta”
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

Lo último en decoración es un BMW M1 colgado de una pared

Un entusiasta de los BMW encontró un par de ejemplares bastante deteriorados de uno de los deportivos más míticos de la marca y tomó la decisión de fusionarlos en un único producto, aunque su finalidad no es la que todos nos imaginamos. 

103b8552-bmw-m1-art-display-

Cuando uno decide decorar su casa pueden surgir dudas a la hora de elegir el tipo de material, mobiliario, pintura, etc. Una vez seleccionado todo ello, los pequeños detalles son un punto clave en la decoración, sin embargo, algo tan grande como un coche puede resultar algo descabellado aunque algunos se atrevan a dar un paso adelante.

Hace un tiempo te traíamos el caso de un millonario afincado en Miami y su particular decoración del salón colgando todo un Pagani Zonda de una de las paredes. Parece que esta idea ha causado tendencia y otros aficionados del motor la han copiado. Este ha sido el caso de un entusiasta de los BMW, quien ha pensado en rescatar del chatarrero a uno de los vehículos más míticos de la marca.

Se trata del BMW M1, es decir, el primer modelo firmado por el departamento M de la casa alemana. Se construyeron un total de 453 ejemplares entre 1978 y 1981, dando lugar a un vehículo muy estimado por los coleccionistas. Nuestro protagonista es uno de ellos y no pudo pasar por alto el encontrar un ejemplar destrozado en Bring A Trailer, el cual sufría graves daños en su parte delantera tras sufrir un accidente en la década de los 80. 

Su objetivo era el de restaurar el coche y devolverlo a la vida, pero esto se antojaba una dura tarea. El camino se allanó cuando de pronto se encontró con otro ejemplar, también accidentado, por lo que pensó en juntar ambos modelos y crear un conjunto completamente funcional. Por un lado, aprovechaba la parte delantera de este último; por otro, hacía lo propio con la zaga del primero.

Como puedes imaginar, la idea de este entusiasta no era completamente legal. Fue entonces cuando decidió crear algo único, una nueva vida para sus preciados deportivos alemanes  y una forma de no olvidarse de ellos jamás. “Al principio pensé en unir los dos coches en un solo automóvil que funcionase, pero luego se me ocurrió que un siniestro podría convertirse en algo ilegal para un coche funcional. Con la idea de poner el motor en una plataforma, decidí convertir los dos vehículos en una obra de arte”, comenta el propietario.

Incluso esta singular idea de unir los dos M1 no fue una tarea fácil y necesitó de un equipo de expertos artesanos para poder llevarlo a cabo. Pero no solo eso sino que la instalación en una de las paredes del garaje también se antojó de lo más complejo. Finalmente, gracias a la colaboración de unos profesionales experimentados, un sistema de elevación específico y mucha paciencia, el emblemático BMW puede presumir de ser una obra de arte.