Prius-m61-vulcan
Alguien ha decidido convertir a este Prius en todo un carro de combate
Sophia florsch
Sophia Florsch completa su cirugía sin complicaciones
Ogier celebracion australia 2018 1
Ogier y Toyota se llevan los títulos mundiales en el Rally de Australia
Sainz
A Sainz no le preocupa ser el único español de la parrilla
Accidente baja
Se libra por centímetros de chocar de frente contra un coche particular en la Baja 1.000

¿Por qué siempre que llueve hay atasco en las ciudades?

Un profesor de la Universidad Politécnica de Madrid analiza por que se producen los atascos cuando llueve y pone como ejemplo la capital de España.  

Madrid atasco

Sin duda cuando la lluvia aparece el tráfico se complica y mucho sobre todo en las grandes ciudades que se pueden convertir en un auténtico caos. Ante esta situación, además de preparar el coche para los días de lluvia con los 10 consejos que te dimos aquí, hay que tener en cuenta los motivos por los que se producen estos atascos. 

Precisamente un reciente estudio realizado por el profesor titular de la Universidad Politécnica de Madrid, Manuel Romana García, que además es ingeniero, analiza por que siempre que llueve hay atasco y se centra en el tráfico en Madrid en estos días. 

Este informe ha sido recogido por El País, y trata de explicar las causas de estos tremendos atascos. En primer lugar señala que en Madrid llueve poco, por lo general unos 60 días al año, mientras que los días de tormentos son unos 15. 

Muchas veces la gestión del tráfico no se adapta a las condiciones meteorológicas con la suficiente celeridad. 

Cuando llueve torrencialmente las alcantarillas tienen problemas para asumir todo el agua caída con el resultado de que algunos tramos de asfalto se inundan y la visibilidad y adherencia de los neumáticos empeora, por lo tanto hay que reducir la velocidad. Sin embargo, algunos conductores no cambian su actitud al volante con respecto a un día seco, lo que provoca multitud de accidentes que repercuten directamente en la movilidad. Muchas veces esto supone la pérdida de carriles para circular.

A todo ello se añade una gestión del tráfico que no se adecua a las circunstancias. Por ejemplo no se cambian los semáforos en los puntos críticos ante una incidencia. En este sentido el autor del informe se refiere a un accidente concreto que se producjo en la A-6 de Madrid y que no fue correctamente gestionado por las autoridades competentes.