VW-GOLF-GTI-TCR
Pilotamos el Volkswagen Golf GTI TCR: Portimao dicta sentencia
Portada 10 years challenge motorsport
El #10yearschallenge de las estrellas del motorsport
Portada-Honda-CRV-2019
Prueba el nuevo Honda CR-V junto a Car and Driver
Alonso silla brasil 2018 1
Alonso: “Nueve de cada diez pilotos hubieran fichado por McLaren cuando yo lo hice”
Coches-nuevos
Financiar un coche para optar a un descuento, ¿merece siempre la pena?

Conducimos el Porsche Macan 2019: Mejorando lo presente

Al SUV pequeño de Porsche le ha llegado la hora de una puesta al día, después de cinco años en el mercado. Unos cambios menores que no han hecho más que mejorar su magnífico comportamiento.

Porsche-macan-2019-prueba-02

Por fuera es difícil apreciar que se trata del renovado Porsche Macan y hay que fijarse con atención en el paragolpes delantero y, sobre todo, en las luces diurnas de cuatro puntos que ya caracterizan a casi todos los Porsche, integradas dentro de los faros con tecnología led de serie. Sin embargo, en la parte trasera sí nos resulta más sencillo encontrar las diferencias entre este modelo y su antecesor. Los pilotos se han rediseñados y ahora son mucho más estrechos y alargados, quedando unidos en la parte central del portón.

Las salidas de escape, situadas en los extremos del difusor trasero, también nos ayudan a identificarlo y es que pueden ser sencillas, de forma trapezoidal o dobles redondas en función de que se trate del Macan o del Macan S. Por dentro también hay cambios y son consecuencia de la adopción de un nuevo sistema multimedia cuya pantalla pasa a ser de 10,9 pulgadas en lugar de las 7,2 del anterior. Esto ha obligado a rediseñar la consola central y las salidas de aire que antes estaban situadas a los lados de la pantalla ahora pasan a la parte baja. La disposición de mandos e interruptores en la consola central alrededor de la palanca del cambio puede parecer excesiva pero resulta mucho más práctica que tener que ir pasando de menú en menú en la pantalla táctil para, por ejemplo, seleccionar el modo de conducción off-road o la dureza de los amortiguadores regulables. Ahora se ofrece también la opción de los cristales laterales laminados, que aumentan el aislamiento térmico y acústico del exterior.

Un elemento nuevo es el volante opcional GT, similar al que en su día estrenó el 911 y que ya se emplea en otros modelos de la marca. Se distingue por su diseño, un diámetro menor que el de serie -36 centímetros frente a 37,5-, por estar tapizado en Alcantara y contar con el Sport Response, el mando de control de los diferentes modos de conducción en la parte inferior derecha.

En el momento de su lanzamiento está disponible con dos motores, un cuatro cilindros de dos litros que ahora ofrece 245 caballos, siete menos que antes debido a la incorporación del filtro de partículas, y el V6 del Macan S que ahora llega hasta los 354 caballos, 14 más que en el anterior. El V6 es nuevo y es el mismo que se emplea en el Panamera y el Cayenne, con un turbo de doble entrada situado en el centro de la bancada de cilindros. En los dos casos el cambio es el magnífico y rápido PDK, automático, de doble embrague y siete relaciones. La tracción total también es de serie con un embrague central multidisco con control electrónico para el reparto de fuerza entre los dos ejes.

Lo más relevante del chasis es que emplea brazos de aluminio en la suspensión delantera, 1,5 kilogramos más ligeros que los anteriores de acero.

Todos los reglajes se han revisado y los neumáticos, con diferente medida entre el eje delantero y trasero, también son nuevos y especialmente diseñados para el Macan, con medidas para llantas de entre 18 y 21 pulgadas. La suspensión neumática sigue siendo opcional. Los frenos son diferentes para cada una de las motorizaciones y en el Macan tenemos discos delanteros de 345 milímetros de diámetro con pinzas de cuatro pistones mientras que en el Macan S los discos son de 360 milímetros, con mayor grosor y pinzas de seis pistones. Además, el pedal de freno está fabricado con una nueva combinación de materiales plásticos reforzados que permiten que su peso se reduzca en 300 gramos y actúe con mayor precisión y rapidez.

El comportamiento del Macan sigue siendo sorprendente y el más deportivo de entre los SUV de su categoría. La dirección eléctrica, con un tacto perfecto y poco más de dos vueltas de volante, contribuye a esa sensación de agilidad y respuesta instantánea en cada curva. Los apoyos son inmediatos hasta en los giros más pronunciados y en ningún momento hay el más mínimo movimiento extraño de la carrocería, todo queda perfectamente controlado y la sensación de seguridad y control es sorprendente.

El equipamiento tecnológico se ha incrementado con todas las ayudas a la conducción existentes hasta el momento, incluyendo el asistente de atascos que hace que el Macan casi circule solo hasta 65 kilómetros/hora, manteniéndose en el carril, y conservando la distancia con el vehículo precedente, aunque tenemos que llevar las manos en el volante. Entre las nuevas aplicaciones del sistema multimedia, además de la compatibilidad Apple y Android, estrena aplicaciones como la Off-road Precision APP que memoriza los recorridos todoterreno y permite compartirlos en redes sociales. A pesar del completo equipo de serie que ya lleva el Macan, las opciones son muchas y costosas. El precio de la nueva gama arranca en los 66.498 euros del Macan 2.0, aunque el precio del Macan S todavía no ha sido notificado.