Nissan-gtr-render
Este Nissan GT-R se pone el traje de competición para acaparar todas las miradas
1017545567-lat-20190608- 56i5577
McLaren cree que el potencial de sus cambios se verá a partir de la temporada 2020
Peaje
Autopistas de peaje: Todo lo que tienes que saber para ahorrar este verano
Toyota 3
Toyota explica el problema de ‘Pechito’ López
Toyota gr super sport
Toyota GR Super Sport: El primer Hypercar de Le Mans ya rueda

Nos subimos al nuevo Peugeot 208, ¡versión eléctrica incluida!

La firma francesa ha elegido el día de hoy para presentarnos su nuevo 208, un utilitario cargado de argumentos y con una estética diferenciadora que hemos podido apreciar de primera mano. Éstas son nuestras primeras impresiones.

Img 4351

Durante la jornada de hoy nos hemos citado con la nueva generación del Peugeot 208, un utilitario que busca ser un punto más práctico, ágil, amplio y eficiente que nunca y al que hemos podido conocer de primera mano en una sala de exposiciones de Madrid.

En el evento, dos eran los protagonistas principales, pues la marca francesa ha querido presentar su nuevo 208 en compañía en una variante de acabado GT-Line, inédita hasta la fecha para el urbano galo y en otra dotada de un sistema de propulsión 100% eléctrico. Por su puesto, hablamos del e-208, un modelo respetuoso con el medio ambiente que llega para poner las cosas muy difíciles a sus rivales ecológicos, presumiendo de una imagen estética que no puede pasar desapercibida.

En este sentido, lo más destacado de esta generación son sus nuevos grupos ópticos, los renovados paragolpes, las líneas marcadas y unos rasgos heredados del 508, como las luces led delanteras en forma de colmillo o la denominación del modelo encima de la parrilla frontal, así como unas ópticas traseras con las tres garras típicas de la marca, unidas por una banda de color negro muy llamativa. Para poder diferenciar a su novedosa variante eléctrica del resto de la gama, tendremos que fijarnos en una parrilla delantera pintada del mismo color que la carrocería, el escudo frontal de la marca (cambia de color según la luz) y los distintos logotipos ‘e-208’ repartidos por distintas áreas.

El e-208 ofrece una autonomía de 340 kilómetros (WLTP) y sus baterías de 50 kWh se pueden recargar al 80% de su capacidad en apenas 30 minutos.

Una vez dentro, el cambio con respecto al anterior modelo se deja notar y es que la similitud con el 508 resulta evidente. Al igual que este, presenta unos mandos bien ordenados y de aspecto futurista, con una consola central en la que aparece un novedoso compartimento para recargar y almacenar el teléfono móvil, así como una pantalla táctil de gran tamaño que se encarga de controlar el sistema de infoentretenimiento. La palanca del cambio automático es bastante ergonómica (similar a la del 508) y a su alrededor podemos encontrar los botones del freno de mano eléctrico y el selector de modos de conducción.

En general, el Peugeot 208 ofrece unas plazas delanteras bastante cómodas, con la anchura suficiente como para que el conductor se sienta relajado y con la vista bien puesta en la carretera, pudiendo apreciar una de las grandes novedades de este modelo que no es otra que el i-Cockpit 3D. Se trata de un cuadro de mandos digital que incorpora una vista en tres dimensiones de toda la información, algo que resulta muy práctico. La visualización es más directa y sencilla, algo que hemos podido comprobar en primera persona. 

Si nos centramos en las plazas traseras cabe destacar que estas no son excesivamente amplias pero cumplen perfectamente con lo que esperas en un modelo del segmento B. El espacio para las rodillas es bueno, siempre y cuando los asientos delanteros no estén en su parte final del recorrido, así como la altura de la cabeza –adultos de más de 1,80 pueden verse algo comprometidos, especialmente si el coche cuenta con el techo solar–, mientras que el de los brazos es un poco justo. El maletero, por su parte, cubica 265 litros y no afecta a la versión escogida, ya sea está una de combustión o eléctrica.

En las plazas traseras podemos encontrar dos tomas USB, muy apropiadas.

A nivel tecnológico el Peugeot 208 pone a disposición del conductor una serie de asistentes que prometen facilitar la conducción del día a día, así como brindar una gran confianza, entre los cuales destacan los siguientes: control de crucero adaptativo con función Start & Stop, mantenimiento de carril (Lane Position Assist), aparcamiento automático, frenado automático de emergencia con detección de peatones y ciclistas, alerta de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de tráfico y detección de vehículos en el ángulo muerto, entre otros.

El e-208 cuenta con tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport (pudiendo alcanzar los 100 km/h en 8,1 segundos).

Para las versiones de gasolina o diésel, los acabados disponibles son: Like, Active, Allure y GT-Line; mientras que en el eléctrico son: Like, Active, Allure y GT. La gama de motores está comprendida por una opción de gasóleo 1.5 BlueHDI de 100 CV y los gasolina son los 1.2 PureTech de 75, 100 y 130 CV, reservando el más potente de todos para el eléctrico, con un motor de 100 kW (136 CV). Las transmisiones pueden ser manuales de cinco o seis marchas o automática de ocho. Por el momento, los precios no se han publicado – tendremos que esperar un par de semanas – y las primeras unidades llegarán a los concesionarios a comienzos de 2020.