Toyota-hilux special edition-2019-1600-02
Toyota Hilux Special Edition 2019: Toque de exclusividad
Senna mclaren 1
‘Senna, historias desconocidas, 25 años más tarde’ es el último gran libro de la leyenda
Vs5-jetta-ateca
Presentado el VS5 Jetta, o lo que es lo mismo, ¡el Seat Ateca chino!
Red bull honda pit china 2019 1
Honda introducirá su primera actualización de la temporada en Azerbaiyán
Coche-electrico-estudio
Los coches eléctricos emiten CO2, incluso más que un diésel moderno según este estudio

Medimos al SsangYong Tivoli 4WD con sus hermanos mayores

La coreana SsangYong completa una gama 4x4 realmente amplia con la llegada de un Tivoli 4WD, disponible con el motor Diesel de 115 CV. Lo probamos en conducción off road y frente a los Korando, Rodius y Rexton que también han recibido algunas reformas importantes.

SsangYong fija su vista en el mercado europeo, concretamente en el español y es que después de crecer un 33% y entregar nada menos que 3.423 vehículos en el pasado año, en este 2016 quiere aprovechar el tirón para marcar un nuevo récord.

Su aliado fundamental en semejante tarea se llama SsangYong Tivoli y es un todocamino compacto de verdad. Mide sólo 4,20 metros de largo pero acoge cinco plazas reales y un maletero con 423 litros de capacidad. Desde este pasado otoño se ofrece con un motor Diesel 1.6 de 115 caballos además del 1.6 atmosférico de gasolina y 128 caballos, pero hasta ahora ninguno de los dos se podía combinar con un sistema de tracción conectable como el 4WD que acaba de estrenar.

En realidad se trata de un sistema de tracción mediante embrague Haldex que envía el 100% del par motor al eje delantero para mantener unos buenos niveles de consumo en autovía o ciudad, pero que es capaz de envíar más del 50% del mismo a las ruedas traseras cuando detecta que las delanteras pierden adherencia. Además, cuenta bloqueo del diferencial, de modo que si el conductor quiere puede conectar el 4x4 de forma permanente –a menos de 40 km/h– pulsando un botón algo que según pudimos comprobar, tampoco resulta demasiado necesario. Transitando caminos embarrados, cruzando zonas abnegadas o simplemente exigiéndole mayor motricidad en carretera, apreciamos como el Tivoli tira de atrás enseguida.

La tracción total resta espacio al maletero, de 423 pasa a 326, pero mantiene la rueda de repuesto ubicada debajo del mismo.

Tan sólo una altura libre al suelo que roza los 17 centímetros frena las aspiraciones camperas de un Tivoli que con todo y eso fue capaz de causarnos una buena impresión en este terreno. No obstante, mayúscula fue la sorpresa de otro de los SsangYong que completaba la caravana: el Rodius. Este gigante de siete plazas, 5,13 metros de largo y 2,2 toneladas de peso fue capaz de superar los mismos obstáculos que el Tivoli e incluso de hacerlo con una facilidad mayor en determinadas zonas gracias a una altura libre ligeramente superior –un centímetro– y sobre todo al buen funcionamiento del nuevo motor D22T de 178 caballos y a la transmisión automática de siete marchas y origen Mercedes.

Este grupo propulsor es la otra novedad importante de la gama SsangYong y es que no sólo lo equipa el Rodius; los Rexton y Korando que pudimos probar también se benefician del mismo. Respecto al 2.2 turbodiésel hay subrayar que mejora las prestaciones y rebaja los niveles de consumo y emisiones de estos tres modelos, destacando más por su rendimiento que por su finura. Empuja bien a medio y alto régimen pero resulta un tanto ruidoso tanto en frío como a un nivel elevado de revoluciones, defectos que tiende a disimular el cambio automático si bien de serie, este motor viene asociado a la caja manual Aisin de seis marchas, opción mucho menos recomendable por su funcionamiento rudo, pero bastante más económica –unos 2.000 euros de media–.

El motor D22T de SsangYong es propio, entrega 178 caballos y un par máximo de 400 Nm a 2.800 rpm.

Por último, cabe destacar la respuesta de los Rexton y Korando en campo. Con ambos pudimos superar un recorrido off road bastante más exigente que el de los Tivoli y Rodius, especialmente dificultado por la lluvia y la nieve de los días previos a la prueba. Ambos se mostraron solventes en este terreno, mientras que en carretera el segundo demostró ser bastante más cómodo, eficiente y dinámico que el primero. Ambos han recibido ciertos retoques como luces diurnas de led y de xénon opcionales y diferentes mejoras estéticas en el interior que afectan tanto a la consola central como a la instrumentación y los mandos.

PARA TODOS LOS PÚBLICOS

Terminamos la prueba con uno de los apartados estrella para los SsangYong: su precio. En primer lugar, el Tívoli D16T 4WD está disponible desde 21.000 euros –promociones aparte– y con un equipamiento que incluye elementos destacados como las llantas de aleación de 16 pulgadas, las luces diurnas led, el climatizador, el control de velocidad crucero o un sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas, USB, Bluetooth y cámara de visión trasera.

Por su parte, el Korando D22T 4x4 arranca en los 25.000 euros, el Rexton W D22T 4x4 en los 30.400 y el Rodius D22T 4x4 desde los 33.600 euros, siempre sin incluir unas promociones que a fecha de hoy alcanzan los 3.000 euros para estos modelos.