Global-expedition-vehicles-patagonia port
GXV Patagonia: aventura desde casa
Declas wolff honda
Wolff reconoce el “enorme” potencial del motor Honda tras Australia
Ds-x e-tense concept-2018
DS descarta la llegada de un deportivo en su plan de 2023
Declas boullier
Boullier, sobre Honda: “Desde la primera reunión supe que necesitarían años de desarrollo”
El-coche-fanta-stico-1551345452
David Hasselhoff confirma el remake de ‘El coche fantástico’

Al volante del Mazda 3 2019: Te enamorarás de algo más que su diseño

¿Es el anti Golf definitivo? En estos momentos podemos que Mazda ha creado un compacto de aspecto deportivo, manejo ágil y con suficiente espacio interior. Además, consigue una nota alta en cuanto a eficiencia y está a la venta desde 23.415 euros. Buena pinta tiene...

MAZDA-3-2019

El nuevo Mazda 3 es muy superior a su antecesor en cuanto imagen, calidad, habitabilidad y, cómo no, eficiencia, de la que presumen especialmente en la marca nipona. Tampoco se esperaba menos de un coche de gran volumen para la compañía japonesa, el tercero más vendido a nivel mundial tras los CX-5 y CX-3. Las expectativas eran muy altas y se han cumplido.

El compacto mide ahora 4,46 metros de largo, 1,79 metros de ancho y tiene una altura de 1,43 metros. El espacio interior es bastante bueno incluso para los ocupantes de la segunda fila, aunque es cierto que las ventanillas son muy pequeñas y a veces los pasajeros pueden sentirse un poco agobiados. Además, estas plazas carecen de salidas de ventilación propias o tomas USB para cargar los dispositivos electrónicos. Delante sí que hay dos: una en la parte baja de la consola, desprotegida frente al polvo ya que carece de tapa, y otra dentro del apoyabrazos.

La postura de conducción es más baja que la de un Focus –por ejemplo– y más envolvente. Desde ahí se manejan bien los botones de un equipo multimedia que estrena nuevas funciones y resulta más intuitivo a pesar de que la pantalla que incorpora no sea táctil. Si miramos al frente, llaman la atención tanto el Head Up Display, que proyecta los datos en color, como la instrumentación, en este caso, por sus grafías grandes. La esfera principal del cuadro de mandos sí es digital, un TFT de 7,7 pulgadas, que varía la presentación para mostrar datos como los del ordenador de a bordo, pero no es un Virtual Cockpit integral, algo que destierran en Mazda, al menos, de momento.

En el caso del copiloto, está mucho más cerca del salpicadero que en otros compactos de la competencia y las salidas de aireación, que recuerdan a las de un Volkswagen Passat, están colocadas a muy baja altura.

Esta es la cuarta generación del Mazda3. De las anteriores se han vendido más de seis millones de unidades en 130 países.

El maletero quizá no sea el gran beneficiado en el salto generacional. Tiene formas muy regulares y algún que otro gancho para fijar la carga y, bajo el suelo, hay un compartimento para la rueda de repuesto y el subwoofer del equipo de audio opcional Bose. Solo cubica 358 litros, por los 380 litros del citado Volkswagen Golf, que es 21 centímetros más corto, o los 375 litros de un Focus que mide 4,37 metros. En este cofre caben cuatro maletas tipo trolley y alguna mochila, si bien el volumen alcanza los 1.026 litros en el caso de abatir los asientos. El portón carece de apertura y cierre automáticos y en su lugar hay un botón para cerrar completamente el coche (¡ojo con dejar la llave dentro!).

La calidad de acabados recuerda a la de un Audi A3, al menos en las versiones Zenith, las probadas. Parte del salpicadero lleva un mullido blando y la otra está rematada en cuero de color negro. Las puertas cierran herméticamente el habitáculo y la práctica totalidad de mandos transmiten una buena factura, salvo algún botón que se ha descuidado, como puede ser el de la recirculación del aire.

En breve, el 3 también se podrá pedir con tracción integral

A nivel mecánico, el Mazda3 está disponible con dos motorizaciones, una gasolina SKYACTIV-G de 122 caballos y una Diesel SKYACTIV-D de 116 caballos. En el tercer trimestre de 2019 llegará el revolucionario SKYACTIV-X, con unos 180 caballos y unos consumos muy bajos, según los responsables de la marca. Actualmente está en fase de homologaciones, de ahí que todavía no se haya formado al personal de la red.

Tanto el gasolina como el Diesel nos han gustado por funcionamiento, si bien cada uno tiene sus particularidades. El SKYACTIV-G recurre a la microhibridación, por lo que luce la etiqueta ECO. Por un lado, utiliza un bloque gasolina atmosférico de 122 caballos; por otro, un pequeño generador que recupera energía durante las deceleraciones y la almacena en una batería de ión litio de 24V. En total, este propulsor consigue 213 Nm de par a 4.000 revoluciones. Es muy suave y dado que carece de turbo, hay que llevarlo en un régimen alto para conseguir las máximas prestaciones (10,4 segundos en el 0 a 100 y velocidad máxima de 197 kilómetros/hora). Su sonido es realmente excitante para la potencia disponible y el consumo no es nada descabellado, pues cuenta con otra tecnología: la desconexión de cilindros. Así es fácil lograr medias en torno a 6,5 litros. Este motor es el único de los dos que puede asociarse a una caja de cambios automática de seis velocidades de convertidor de par, con levas tras el volante, muy recomendable por las rápidas y suaves transiciones entre marchas.

El Diesel es un 1.8 litros, con 240 Nm de par entre 1.600 y 2.600 vueltas. Frente al gasolina responde con mayor viveza, aunque por debajo de 2.000 revoluciones hay que ‘tirar’ del cambio para adelantar. Su rumorosidad es un poco más alta, pero nada que resulte molesto. Como era de esperar, su gran baza está en el consumo pues homologa 5 litros en el caso de las llantas de 16 pulgadas, un valor al que nos hemos acercado bastante durante la prueba. Acelera de 0 a 100 en 10,3 segundos y la punta está por debajo de los 200 por hora.

El 3 cuenta con los últimos asistentes, como el detector de fatiga o el control de velocidad de crucero adaptativo

Por potencia, el Mazda 3 pide mucha más ‘guerra’ de la que ofrecen estos dos propulsores. El chasis está muy bien afinado y tiene un tacto tirando a firme, con esquema McPherson delante y eje semitorsional detrás. Independientemente de la motorización, el compacto se muestra siempre muy plano y sólo cuando se fuerza el apoyo, sale a relucir cierto subviraje, pero sin que intervengan los controles. La dirección es muy precisa y carece de la excesiva asistencia de las eléctricas mientras que, el cambio, es típicamente Mazda, duro y con unas relaciones tirando a cortas. Mención adicional para la insonorización del habitáculo, fantástica sin recurrir, por ejemplo, a cristales laterales dobles.

La carrocería Sedán estará a la venta antes de junio por 23.915 euros

Si hablamos de acabados, el Mazda 3 cinco puertas se comercializa con tres niveles: Origin –desde 23.415 euros– que a pesar de ser el básico, viene con elementos como: airbag de rodilla, E-Call, faros led, reconocimiento de señales, climatizador bizona, llantas de 16 pulgadas, avisador de ángulo muerto o Head Up Display; Evolution –24.315 euros– (retrovisores exteriores eléctricos, cámara de marcha atrás, arranque sin llave…) y Zenith –desde 26.115 euros– el tope de gama que incluye: faros Full Led, audio Bose con 12 altavoces y llantas de 18 pulgadas entre otras cosas. Todos estos precios corresponden al gasolina con cambio manual de seis relaciones. En Diesel sólo está disponible en Origin (25.415 euros) y Evolution (26.315 euros).

En el catálogo de opcionales se encuentran elementos que podemos considerar imprescindibles en la actualidad como la carga inalámbrica para teléfonos móviles (ubicada dentro del apoyabrazos delantero) o la rueda de repuesto de emergencia. Asimismo, existen dos packs: Safety por 1.000 euros (detector de fatiga, visión 360 grados…) y Safety Black por 1.800 euros (a lo anterior se añaden los asientos calefactados en cuero negro con regulaciones eléctricas).

Los precios de tarifa se reducen cerca de 3.000 euros con la campaña de lanzamiento del modelo, que durará al menos un par de meses, a los que se suman otros 300 adicionales en caso de financiar la compra. De esta forma, el Mazda3 está a la venta desde poco más de 20.000 euros. Si te interesa alquilarlo en renting, la cuota mensual es de 300 euros.

A favor:

Diseño. Chasis. Consumos. Precio.

En contra:

Excesiva progresividad del gasolina. Oferta mecánica reducida.