Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Robo-coches
Detenidos acusados de robar más de 1.000 coches
1017562575-sut-20190622-ms1 6114
Lewis Hamilton vuelve a atizar a la Fórmula 1
Renault-triber-2020-1600-17
Renault Triber: el único utilitario de 7 plazas te muestra su interior en vídeo

Conducimos el Lexus ES 300h: Lujo híbrido a buen precio

El ES nació al mismo tiempo que la marca Lexus, en 1989, pero no ha llegado a España hasta su séptima generación así que aquí tienes nuestra primera prueba de esta imponente berlina.

Lexus-es-test-drive-04

Mide casi cinco metros de largo, es decir, casi diez centímetros más que el GS, pero a pesar de utilizar sistemas de propulsión híbridos con potencias casi iguales, el Lexus ES cuesta 9.000 euros menos. ¿Dónde está la diferencia? Pues en apariencia en ningún sitio porque el ES presenta una calidad general y unos acabados al nivel de cualquier Lexus. Su aspecto es realmente llamativo, con una línea muy afilada y una considerable caída del techo en la parte trasera, algo que queda muy bien pero que limita la altura de las puertas traseras y por tanto dificulta algo el acceso.

El espacio en el interior es bueno en todas las cotas y la presentación y los materiales tan buenos como en cualquier otro modelo de la marca, aunque hay algunas zonas menos cercanas a los ocupantes en las que se utilizan plásticos duros. Los asientos son grandes y ofrecen una buena sujeción. El salpicadero y la consola central tienen un original diseño con una disposición de mandos a la que hay que acostumbrarse, como los interruptores giratorios situados a ambos lados de la cúpula de la instrumentación, para controlar los modos de conducción y la desconexión del control de estabilidad.

El sistema multimedia se maneja mediante una superficie táctil situada en la consola central, con un manejo algo impreciso si tratamos de utilizarla en marcha. 

El Lexus ES emplea la denominada plataforma GA-K, completamente distinta a la del GS, ya que éste último es tracción trasera y el ES de tracción delantera. La suspensión es independiente el las cuatro ruedas, de doble trapecio en la parte delantera y multibrazo detrás. Las variantes F-Sport añaden algunas diferencias estéticas y funcionales, como llantas de 19 pulgadas, elementos decorativos especiales en la parrilla y los faros, unos asientos deportivos más envolventes, suspensión adaptativa y la posibilidad de elegir un modo de conducción Sport S+ que modifica el funcionamiento del acelerador, la dirección y la transmisión con unos parámetros más deportivos.

El sistema de propulsión consta de un motor gasolina de cuatro cilindros de 2.5 litros y otro eléctrico que conjuntamente ofrecen una potencia de 218 caballos. El propulsor ofrece el mismo par que, por ejemplo, un Mini Cooper de 136 caballos, que pesa 500 kilogramos menos y lo consigue a la mitad de régimen que el Lexus. El cambio es de variador continuo, como en la mayoría de los híbridos de Toyota y Lexus. Estas dos circunstancias hacen que las aceleraciones y recuperaciones del ES sean bastante limitadas.

Circulando en terreno llano y a velocidad constante es muy silencioso y mantiene un nivel de comodidad excelente, a pesar de que las suspensiones son realmente blandas y con mucho movimiento de la carrocería. En cuanto afrontamos subidas o zonas de curvas con continuos cambios de ritmo, el desfase entre giro del motor y aceleración real provocado por el cambio de variador hace que la sonoridad del propulsor de gasolina se deje notar bastante en el habitáculo, haciendo disminuir el confort y con unas recuperaciones lentas. 

El Lexus ES está a la venta en cinco acabados, ECO, Business, Executive, F-Sport y Luxury, siempre con la misma mecánica, diferenciados solo por el equipamiento, con unos precios que van de los 45.000 a los 65.800 euros.

A favor:

Suavidad y confort en marcha. Consumo y emisiones. Precio competitivo.

En contra:

Respuesta de la mecánica 300h. Cambio por variador continuo. Algunos plásticos duros.