Global-expedition-vehicles-patagonia port
GXV Patagonia: aventura desde casa
Declas wolff honda
Wolff reconoce el “enorme” potencial del motor Honda tras Australia
Ds-x e-tense concept-2018
DS descarta la llegada de un deportivo en su plan de 2023
Declas boullier
Boullier, sobre Honda: “Desde la primera reunión supe que necesitarían años de desarrollo”
El-coche-fanta-stico-1551345452
David Hasselhoff confirma el remake de ‘El coche fantástico’

Al volante Kia Ceed Tourer: un familiar cargado de argumentos

Un maletero con mayor capacidad que el de sus rivales y una habitabilidad de primera son argumentos sólidos, pero este Ceed familiar esconde muchas más sorpresas. Veámoslas.

Kia ceed sportswagon-2019-01

La llegada de la carrocería familiar del Ceed supone un importante empujón comercial para el compacto coreano, un modelo que debe superar en ventas al todopoderoso Sportage antes de que acabe al año. Este Kia Ceed Tourer que se añade al cinco puertas y al estiloso Proceed, en la gama actual aunque antes de que acabe 2019; conoceremos también una inédita variante crossover.

Heredera de la tradición familiar del Carens, este nuevo Tourer llega con unos argumentos muy sólidos dentro de uno de los segmentos más competidos del mercado. Se apoya en la base del Ceed de tercera generación para ofrecer un nivel de calidad interior apropiado y sobre todo, un maletero sobresaliente. Alcanza los 625 litros de capacidad, lo que lo convierte en líder entre sus iguales y frente a algunos modelos de segmentos superiores.

Esta cifra se dispara hasta los 1.694 litros en caso de abatir el banco trasero, lo que genera una gran superficie lisa de carga. Destaca además su acabado, al disponer de una zona de carga inferior separada para llevar objetos pequeños, así como ganchos laterales y raíles en el suelo. Dispone además de una cobertura que se pliega y despliega al abrir y cerrar el portón.

Con una carrocería de 4,60 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,46 de altura, el Ceed Tourer dispone de unas cotas interiores sorprendentes para su tamaño. Tanto delante como detrás, el espacio es generoso, marcando una nueva referencia en su segmento. Desde el puesto de conducción descubrimos la nueva pantalla flotante de 7 pulgadas en su variante de serie o de 8 si elegimos el navegador opcional. El nivel de calidad y los remates están muy cuidados, por encima de algún fabricante europeo generalista, y disponemos de opcionales de lujo como tapicería de piel –no sintética– o faros de led adaptativos.

Son precisamente los faros de led unos de los principales rasgos de identidad de su carrocería, junto a la gran calandra central típica de la firma y a un conjunto de soluciones estéticas heredadas del Stinger. El resto del conjunto se caracteriza por una silueta fluida y atlética que no penaliza la funcionalidad que deben ofrecer este tipo de carrocerías y que cuenta con elementos como apertura automática del portón con el pie, la iluminación diurna por led de serie o las barras de fijación en el techo. Con nueve colores disponibles y llantas en medida 15, 16 o 17 pulgadas en función del acabado, las opciones de personalización del Ceed Tourer son importantes.

La gama se compone por tres niveles de equipamiento: Concept, Drive y Tech, con un nivel muy completo de items desde el básico al incluir sistema de ayuda de arranque en pendiente, detector de fatiga, mantenimiento de carril, volante y palanca de cambio en piel o pantalla accesoria de 3,5 pulgadas en el cuadro de relojes. Por encima de todos y casi como una línea estética se posicionan los GT Line, que añaden detalles exclusivos de deportividad, con una carrocería cinco milímetros más baja o cromados diferenciadores.

Mecánicamente estrena plataforma respecto a su predecesor, con dirección y esquemas de suspensiones completamente renovados. Sobre el asfalto el resultado incide aún más en la capacidad rutera del modelo, que se desenvuelve con total confort para los ocupantes, asegurando un grado de confianza más que destacable para el conductor. Los esquemas de suspensión independiente aseguran unas respuestas ágiles y precisas, junto a una dirección más rápida y directa que en su predecesor, sin olvidar nunca que la prioridad absoluta es el confort y el silencio de rodadura.

La oferta de motores se compone por dos variantes gasolina T-GDi de 1.0 y 1.4 litros de cilindrada que rinden 120 y 140 caballos y otras tantas diésel, los 1.6 CRDi de 115 y 136 caballos. Las opciones superiores nos parecen las más recomendables en ambos casos, sobretodo al poder incorporar opcionalmente cambio automático DCT de doble embrague. El precio de venta está entre los 19.900 euros de la variante 1.0 T-GDi acabado Concept y los 32.550 del 1.6 GT T-GDi DCT, que se quedan en 14.249 euros y 26.678 si aplicamos los descuentos mensuales y por financiación disponibles.