Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Conducimos el Ford Edge 2019: Cuando el lujo no depende de una marca

Entre los SUV de mayor tamaño es casi un desconocido pero el Ford Edge tiene todos los argumentos para ser uno de los modelos de este segmento con una de las mejores relaciones calidad/precio/equipamiento. 

Ford-edge-nieve-01

A pesar de que lleva casi tres años en el mercado es un desconocido en nuestro mercado. Ahora, en esta “segunda vida” el Edge pretende recuperar el terreno comercial que le corresponde, como ha pasado con su hermano pequeño el Ecosport, que años después de su lanzamiento es cuando sus ventas empiezas a hacerse notar. El Ford Edge se ha renovado por fuera con un frontal más sofisticado en el que destaca la parrilla más estilizada y separada de los nuevos faros led adaptativos, con un magnífico funcionamiento. La trasera también se ha rediseñado y ahora los pilotos traseros no quedan unidos por una línea horizontal iluminada. Nuevos colores y llantas completan las diferencias estéticas exteriores. 

Por dentro los cambios son mínimos y afectan sobre todo a la consola central de las versiones con caja automática, ya que ahora no hay palanca, sino un mando giratorio similar al empleado hasta hace poco por Jaguar y Land Rover. Por delante de la palanca del cambio ahora hay una zona de recarga inalámbrica para el smartphone. Se han mejorado algunos plásticos de la parte inferior del salpicadero, ahora de mejor tacto y calidad, así como algunos detalles de acabado que colocan al nuevo Edge entre lo mejor en este aspecto. También se estrena el acabado ST Line, como en el resto de la gama Ford, con un aire más deportivo, además del más asequible Trend, el Titanium y el sofisticado y elegante Vignale, todos ellos diferenciados exteriormente por el diseño de la parrilla frontal y otros pequeños detalles. 

Pero la novedad más importante es el nuevo motor turbobiésel de dos litros que a España llega con dos niveles de potencia, 190 y 238 caballos, el primero con cambio manual de seis velocidades y el segundo con una nueva caja automática de ocho relaciones, en los dos casos con tracción total que ahora puede desconectar por completo la tracción trasera según las condiciones de conducción, para una mayor eficiencia.

 

La diferencia entre uno y otro es la incorporación de dos turbos en el más potente. Su funcionamiento es excelente y su nivel sonoro hace casi imposible apreciar desde dentro que se trata de un Diesel. En el bastidor no hay cambios y el Edge mantiene la suspensión independiente en las cuatro ruedas, con un esquema McPherson delante y multibrazo detrás, con unos reglajes perfectos que combinan a la perfección comodidad y un toque de deportividad que mantiene la horizontalidad de la carrocería y la agilidad en curvas, ayudado por una excelente dirección.

El equipamiento de ayudas a la conducción se ha incrementado considerablemente y además de todo lo que ya es habitual como control de ángulo muerto, alerta de cambio de carril, lector de señales de tráfico, frenada de emergencia con reconocimiento de peatones o alerta de tráfico cruzado trasero añade el control de crucero activo con mantenimiento en el carril y función de parada y arranque en atascos. Lo más novedoso es el sistema de maniobra evasiva, que ayuda al conductor a mover la dirección para esquivar un vehículo detenido o más lento si la colisión es inminente.

Entre los elementos de confort están la calefacción en todos los asientos y el volante, la ventilación en los asientos delanteros los delanteros con ventilación o el mejorado y 
rápido sistema multimedia con pantalla táctil de ocho pulgadas, con un software de conectividad compatible con los dispositivos móviles de Android y Apple.

Entre las opciones destaca el magnífico equipo de sonido Bang & Olufsen de 1.000 watios y 12 altavoces o las llantas de 21 pulgadas, además de cuatro nuevos colores para la carrocería. Los precios se sitúan entre los 46.125 euros del 190 caballos en acabado Trend y los 58.025 euros del ST-Line más potente con caja automática. Para el Vignale los precios son de 57.325 euros con el motor “pequeño” y 63.025 para el de 238 caballos.