522684
Las marcas de coches más fiables para 2019… y las menos
Sainz 01
La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz
Mini-john-cooper-works-gp
El Mini John Cooper Works GP prepara su llegada bajando de los 8 minutos en Nürburgring
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?

Conducimos el Seat Toledo 2016: Bueno, bonito y barato

Es uno de los modelos que mejor relación precio-espacio ofrece del mercado y ahora se vuelve más atractivo en otros aspectos como el del equipamiento, ya que dispone por ejemplo de faros integrales de led, o el de la eficiencia, puesto que todos los motores están exentos de pagar el impuesto de matriculación.

La versión roja de las fotos corresponde al FR Line; la gris oscura, al Style Advance. Ambas cumplen sobradamente por sus acabados.

No busques deportividad ni elevados niveles de calidad; no, porque el Seat Toledo es un coche de batalla, pensado y creado para las familias que no quieren un monovolumen, sino un turismo al uso, como los de toda la vida. Un tres volúmenes, vaya. Y lo consigue con buenísima nota porque para tratarse de un automóvil de 4,48 metros de largo, ofrece un espacio de berlina grande, sobresaliente para cuatro adultos y con un maletero de 550 litros, en el que caben maletas, la compra... Todo esto lo sabíamos hace tres años, cuando llegó a los concesionarios; entonces, ¿qué hay de nuevo? Más cambios de los que a priori aparenta.


En lo que respecta a imagen, has de fijarte en un detalle clave para saber si estás ante el nuevo Toledo: los espejos retrovisores. Sí, porque éstos ahora llevan el intermitente integrado, aunque la parrilla también te delatará si te encuentras en la actualización del modelo español, que se fabrica en la República Checa –se trata de un proyecto conjunto con Skoda–. El renovado catálogo de llantas y la incorporación del tono azul Mediterráneo a la paleta de colores también, pero es en el habitáculo donde más modificaciones se aprecian. Y es que se repite la fórmula del Ibiza, ya que se transplantan del León volante, cuadro de mandos y pomo del cambio, un conjunto de instrumentos que suman un punto de vistosidad. Asimismo, el climatizador se ha rediseñado y es idéntico al que luce el Ibiza (más fácil de manejar) y la consola recibe pantallas táctiles de hasta 6,5 pulgadas, con lo último de la marca en conectividad.

No está prevista la llegada de versiones Ecomotive ni motores más potentes

De la revisión tampoco se escapan los motores, ya que todos se han puesto a tono para cumplir la normativa de emisiones Euro 6, aumentando incluso la potencia. En gasolina, el 1.2 TSI de 85 caballos da ahora 90 caballos (186 kilómetros/hora de punta, 11,3 segundos en el 0 a 100 y 4,8 litros a los 100). De este mismo TSI existen una versión de 110 caballos (cinco más) que lleva Start&Stop, consume 4,9 litros a los 100, tiene una punta de 200 por hora y acelera de 0 a 100 en 9,9 segundos. Como tope de gama se sitúa el 1.4 TSI de 125 caballos (tres caballos más), asociado de serie al cambio automático DSG de siete velocidades (208 de punta, 9,0 en el 0 a 100 y 4,8 litros de media). En lo que respecta a los TDI, sólo existen dos opciones: un 1.4 de 90 caballos, tricilíndrico frente al anterior tetracilíndrico (185 de punta, 11,7 segundos en el 0 a 100 y 3,8 litros a los 100) y un 1.6 TDI que pasa de 105 a 115 caballos (201 por hora, 10 segundos en el 0 a 100 y 4,4 a los 100).

Durante nuestra brevísima toma de contacto nos pusimos a los mandos del 1.2 TSI de 110 caballos, una interesante alternativa por agrado de conducción, ligada a una caja manual de seis velocidades. Se muestra muy lineal en toda su franja de utilización y el consumo registrado, un litro por encima de la media oficial, si bien nuestro recorrido tuvo lugar por carretera de montaña. Para hacer adelantamientos o alguna incorporación un tanto comprometida hay que recurrir al cambio.

En líneas generales, el Toledo es un automóvil para usar en el día a día y al que no le gusta nada los trazados ratoneros, aunque no se desenvuelve nada mal en ellos. La amortiguación a veces se muestra un tanto dura en pasos de peatones elevados o cuando el asfalto está en mal estado, mientras que manejar el volante por ciudad o a la hora de aparcar es muy agradable debido a la asistencia. Sólo echamos en falta una mejor visibilidad posterior.

En esta actualización, el Toledo no varía ni la dirección ni la suspensión

El Seat Toledo 2016 ya está a la venta desde 16.860 euros para el 1.2 TSI de 90 caballos acabado Reference y desde 18.370 euros para el 1.4 TDI de 90 caballos con idéntica terminación. Estos importes se reducen hasta 11.182 euros y 12.692 euros si el cliente se beneficia del Plan PIVE y añade el descuento por financiación. Relacionado con esto último, se ofrecen tres interesantes opciones por 200 euros cada una: seguro a todo riesgo durante un año, mantenimiento del vehículo en cuatro años y dos años de garantía adicionales (600 euros en total).

Dentro de los equipamientos, siguen vigentes los Reference y Style, aunque cada uno de ellos recibe un paquete que incluye una suma de opcionales a mejor precio que si se eligieran por separado: Reference Plus (por 1.460 euros, llantas de 16 pulgadas, rueda de repuesto de galleta, detector de fatiga, control de velocidad de crucero, aire acondicionado, faros antiniebla y retrovisores eléctricos) y Style Adavance (por 1.000 euros, llantas de 17 pulgadas Dynamic, sensores delanteros y traseros, arranque sin llave, pilotos de led y tapicería de PVC y Alcántara). Además, debutan el Toledo Connect, que se caracteriza por incluir la pantalla táctil de 6,5 pulgadas y Full Link, y el Toledo FR Line, un kit estético compuesto por llantas de 17 pulgadas, paragolpes, cubiertas de los espejos en gris y asientos en PVC y Alcántara, entre otros.