Aston martin valkyrie engine (1)
Aston Martin muestra nuevas imágenes del V12 del Valkyrie… y confirma que alcanza 11.100 rpm
Gettyimages-689538156
Rick Mears lo tiene claro: “Alonso se sube a cualquier coche y va rápido”
Peaje autopistas rebaja
El Gobierno rebaja un 30% el precio en el peaje de las 9 autopistas rescatadas
One-plus-mclaren-01
McLaren y OnePlus se unen para crear el smartphone más rápido del planeta
Tarraco led
¿Cómo funcionan y qué ventajas aportan los faros led? Te lo explicamos

Al volante del Citroën SpaceTourer by Tinkervan: ¿Buscabas una camper?

La marca francesa se lanza al mercado de los vehículos camperizados con el SpaceTourer y lo hace en colaboración con el especialista español Tinkervan. Ya a la venta con dos carrocerías y tres líneas de equipamiento, hemos tenido la ocasión de probarla.

C SPACETOURER TINKERVAN

A los Volkswagen California Beach y Mercedes Marco Polo les ha salido un duro rival. Quizá no es tan refinado como éstos en cuanto a materiales y a imagen se refiere, pero es igualmente interesante y bastante más económico porque tiene una oferta de lanzamiento de 38.990 euros si se opta por el motor Diesel de 120 caballos. Se trata del SpaceTourer by Tinkervan. Basado en el furgón SpaceTourer, esta versión puede montar todo lo indispensable para las acampadas y disfrutar de las escapadas de fin de semana de la forma más placentera posible. Como bien dice Concha Caja, directora de comunicación de Citroën, el SpaceTourer se convierte “en un coche para hacer historias”.

Mientras que el SpaceTourer estándar tiene tres tipos de carrocería (S de 4,66 metros, M de 4,96 y XL de 5,31 metros), para camperizar sólo están disponibles las más largas (M y XL). Partiendo de esa base, ambas se configuran con dos niveles de equipamiento: Junior, que supone unos 2.300 euros e incluye cama para niños de 1,20 por 1,58 metros y otra para adultos en medida 1,95 por 1,58 metros, asientos delanteros giratorios 180 grados, ducha eléctrica de 12 litros, mesitas auxiliares…; y Master, que por 3.750 euros añade a lo anterior un sistema de calefacción auxiliar de gasoil Webasto con programador y kit de altura, además de un inverter Waeco PP 602 de 550 watios.

La M dispone de una opción más, el acabado Master más techo elevable con cama por 9.900 euros, que suma una cama con somier de aluminio suplementaria de grandes dimensiones e incluye, asimismo, un flexo led y tres ventanas con mosquitera. A todos estos importes hay que sumarles los impuestos correspondientes.

La personalización puede ir un paso más allá con la extensa gama de accesorios con los que se pueden completar cada uno de los acabados. Así se ofrecen la nevera fija de 31 litros por 520 euros (o extraible por 650 euros) y la toma exterior de 220 vatios por 390 euros.

El portabicicletas de portón cuesta 350 euros y el toldo vale 850 euros. Para finalizar están la red protectora infantil (90 euros) o la cama infantil para la cabina del vehículo (200 euros).

La altura máxima del vehículo es de 1,98 metros

Nuestra breve toma de contacto tiene con la SpaceTourer de 150 caballos y cambio manual de seis marchas. Dinámicamente no se percibe un cambio en el comportamiento. Incluso realizamos un brevísmo tramo por pistas empedradas, donde aprovechamos las ventajas del Grip Control, que modifica la electrónica para conseguir una mejor motricidad sin necesidad de recurrir a la tracción integral.

El consumo de combustible ronda los 7,5 litros a los 100 y el ruido aerodinámico se percibe más que en una versión ‘cerrada’, a pesar que desde Citroën han trabajado a conciencia en el SpaceTourer genérico, empleando más revestimiento fonoabsorbente en puertas y ventanas. Ya en parado, todo es muy fácil de manejar: cambiar la orientación de las butacas delanteras, poner y quitar las mesitas supletorias, subir o bajar el techo para acomodarse en la cama…

En enero llegan las variantes 4x4 Dangel del SpaceTourer by Tinkervan

El Citroën SpaceTourer by Tinkervan, al no ser un vehículo que sale directamente transformado de fábrica, hay que pedirlo a través de la red comercial. Desde aquí se gestiona toda la operación: una vez el furgón sale de la factoría, se envía directamente a Huesca, donde Tinkervan tiene las instalaciones, o bien el coche se manda directamente desde el concesionario, porque se puede modificar cualquier SpaceTourer, incluso los que ya circulan por las carreteras. En cualquier caso, el tiempo de espera de la transformación es de un mes.