Gettyimages-1085660578
Todo sobre la la tecnología mild hybrid: ¿Merecen la pena los llamados micro híbridos?
Collage
Alonso no está solo: Los otros campeones de F1 que fallaron al clasificar en Indianápolis
Bmw-x6
BMW X6 2019: Le quitamos el camuflaje al nuevo SUV Coupé
Mclaren indianapolis 2019
De la falta de volante a la pintura: Cronología de la organización desastrosa de McLaren
Ld11014
El mítico Land Rover Defender se convierte en esta completa camper

NIO EP9: De la Fórmula E al bestial récord de Nürburgring

El supercar eléctrico del equipo chino de Fórmula E ya es una realidad. Se presentó ayer en Londres con 1.360 caballos de potencia y un tiempo en Nürburgring absolutamente inalcanzable para el resto de vehículos con cero emisiones.

Por su estética general recuerda a la de los últimos Koenigsegg, pero con un toque personal.

En el equipo NextEV TCR–Team China Racing– han cumplido con su palabra y tal y como te anticipamos, han presentado en Londres un superdeportivo eléctrico de calle que es, simplemente, el más rápido de cuantos han rodado en Nürburgring. El biplaza de motor central, diseño rompedor y cero emisiones comple completó su vuelta al Infierno Verde en sólo 7 minutos, 5 segundos y 12 décimas, un registro mejor que el de los Nissan GT-R Nismo o Porsche 911 GT2 RS y sólo superado por los Lamborghini Aventador SV y Porsche 918 Spyder, entre los coches de su segmento con motor de combustión.

Diseñado en Alemania y desarrollado en Reino Unido, el hypercar chino incorpora cuatro motores eléctricos–uno en cada rueda– que reúnen un Megavatio de potencia, es decir, 1.360 caballos, exactamente la misma que el Koenigsegg One:1. Pero todavía más espectacular es la cifra de par máximo, 6.334 Nm entre las 0 y las 7.500 revoluciones por minuto.

Así las cosas, el NIO EP2 acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 2,7 segundos, de 0 a 200 km/h en 7,1 y alcanza los 313 km/h de velocidad punta, todo ello garantizando una autonomía de 427 kilómetros en ciclo de homologación. La clave la encontramos en un conjunto de baterías de alta tecnología, capaces de recargarse en sólo 45 minutos y sobre las que se conocen pocos detalles más hasta la fecha.

Por supuesto, tanto el chasis como la mayoría de componentes de la carrocería son de fibra de carbono algo que ha contribuido decisivamente a rebajar el peso. En materia aerodinámica, su gran alerón –regulable en tres posiciones– es capaz de generar una carga de 24.000 newton a 240 km/h y en el interior nos encontramos con un auténtico cockpit de carreras, no sólo porque lo bajo que van los dos bacquets, también por la forma y tamaño del volante, que integra una pantalla a color, tres selectores y dos levas para el cambio. Parece que ha nacido un nuevo referente, veremos por cuanto tiempo.