Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?
Vettel leclerc australia 2019 1
Ferrari justifica la decisión de mantener a Leclerc detrás de Vettel
Sin-titulo4-tile
Así funcionan todos los accesorios de la Peugeot Traveller by Tinkervan
Tjp1915ma0139
Alonso vuelve a ganar en EE.UU.: “Ojalá que siga la racha y la tercera sea la de Indy”
Sin titulo
Este Hyundai Tucson nos enseña cómo no debemos entrar en un parking

Pedrosa y Márquez encabezan los test de MotoGP en Tailandia

La categoría reina del mundial de motociclismo tuvo su primera toma de contacto con el circuito de Buriram en unas pruebas dominadas por Honda.

Pedrosa test buriram

El mundial de MotoGP viajó a Tailandia para la celebración de los segundos test de pretemporada de la categoría reina. Los pilotos rodaron por primera vez en el circuito de Buriram en unas pruebas donde se pudieron sacar pocas conclusiones, pues muchos utilizaron los test para familiarizarse con el trazado que hará su debut en el calendario de MotoGP esta temporada y no buscaron un tiempo rápido, además de que Michelin suministró una amplia gama de neumáticos durante los tres días de pruebas.

Lo que sí está claro es que Honda sigue metiendo miedo a sus rivales. La marca japonesa lideró la tabla de tiempos en las tres jornadas gracias a Cal Crutchlow, Marc Márquez y Dani Pedrosa, logrando este último el mejor tiempo de los test. Honda se centró en optimizar el nuevo motor que utilizará esta temporada probando diferentes carenados. Aunque el vigente campeón del mundo admite que todavía tiene trabajo por hacer con respecto al propulsor, la velocidad punta de las motos de Honda en Tailandia fue similar a la de las Ducati, un aspecto en el que la marca italiana tradicionalmente ha destacado por encima del resto.

El test de Buriram fue una de cal y otra de arena para Ducati. Andrea Dovizioso estuvo rodando con el nuevo chasis que la marca llevó al trazado tailandés y que mejoró el rendimiento de la moto. Por otro lado, Jorge Lorenzo se encontró con más dificultades tras dominar en Malasia. El piloto mallorquín sufrió para marcar tiempos competitivos y se quedó a casi dos segundos del tiempo marcado por Pedrosa el último día de pruebas. Aparte de los pilotos de fábrica, Jack Miller volvió a sorprender con unos buenos registros en su paso de Honda a Ducati, un movimiento que al australiano le ha venido muy bien hasta el momento.

Yamaha sigue en estado de emergencia. Maverick Viñales y Valentino Rossi volvieron a tener serios problemas a los cuales todavía no logran encontrar soluciones. De hecho, el piloto catalán calificó los test de Buriram como las peores pruebas que ha tenido desde su llegada a Yamaha. La principal confusión llega debido a que los dos competidores se están encontrando diferentes problemas: mientras que Viñales sufre a la entrada de las curvas, Rossi lo hace en la salida. La situación no es nada ideal ni para los pilotos ni para los ingenieros, que no saben en qué dirección trabajar para tratar de superar estas dificultades.

Quien no se está encontrando con estos problemas es Johann Zarco. El francés volvió a ser claramente más rápido que las Yamaha de fábrica y sus sensaciones fueron mucho más positivas con el chasis YZR-M1 de 2016, el mismo que Viñales y Rossi utilizaron en la última carrera de la pasada temporada en Valencia. Al contrario que los pilotos oficiales, Zarco intenta realizar el menor número de cambios posible en la moto para adaptarse más rápidamente a lo que se encuentra y centrarse en los detalles, una estrategia que está dando muchos frutos al bicampeón de Moto2.

Dentro del resto de fabricantes, Suzuki volvió a dar nuevos pasos hacia adelante en Buriram. El nuevo motor de la marca japonesa está permitiendo a sus pilotos extraer el máximo de sus motos, especialmente en el caso de Alex Rins. El catalán probó un nuevo carenado en Tailandia con el que estuvo cómodo y marcó buenos tiempos en un trazado que se adapta a las peculiaridades de la Suzuki. Aunque Andrea Iannone estuvo por detrás de su compañero de equipo, su ritmo de carrera fue destacable.

Aprilia continuó con el desarrollo de su nuevo chasis, el cual supone una mejora en la maniobrabilidad de la moto, pero su principal problema reside en la falta de potencia del motor. La diferencia de velocidad punta en comparación al resto de fabricantes es inferior y la marca italiana espera tener una unidad nueva lista para el Gran Premio de Qatar. En cuanto a KTM, la ausencia de Pol Espargaró por lesión fue un golpe para la marca austriaca. Aunque Bradley Smith tuvo buenas sensaciones con la moto, todavía hay mucho trabajo por hacer para continuar progresando.

La próxima y última parada de MotoGP durante la pretemporada será en Qatar, donde seguramente puedan sacarse mejores conclusiones que en Tailandia. Los fabricantes realizarán las pruebas finales para poner a punto los motores y la aerodinámica de las motos en un circuito donde la temperatura será menor y será el mismo escenario donde dará comienzo la temporada. Quien salga con buenas sensaciones del trazado de Losail, muy probablemente podrá trasladarlas a la primera carrera del año.