522684
Las marcas de coches más fiables para 2019… y las menos
Sainz 01
La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz
Mini-john-cooper-works-gp
El Mini John Cooper Works GP prepara su llegada bajando de los 8 minutos en Nürburgring
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?

Marc Márquez da un golpe sobre la mesa y se impone en un confuso GP de Francia

Las bajas temperaturas y la amenaza de lluvia fueron factores claves de cara al desarrollo de la carrera

1017509669-lat-20190518-201905 image 082

Definitivamente, el gran momento de la carrera ya había llegado. Todo estaba listo y dispuesto para vivir una nueva jornada de carreras emocionante. Le Mans iba a ser testigo de la quinta lucha de este Mundial de MotoGP en su edición de 2019 en el que Marc Márquez llegaba como líder, pero a tan solo 1 punto se situaba el piloto de Suzuki, Alex Rins. Además, entre los 4 primeros clasificados tan solo había 9 puntos.

La carrera empezaría realmente tensa ya que, durante la vuelta de formación Joan Mir y Karel Abraham se caían y sus mecánicos trataban de preparar las motos de repuesto. Mientras tanto se daba la salida en la que Márquez había logrado mantener la pole conseguida ayer, defendiéndose del ataque de las Ducatis. De hecho, Lorenzo también protagonizó una buena salida.

El actual campeón del mundo trataba de imprimir un ritmo bastante alto para romper el grupo y parecía que lo lograba al ver que Petrucci no estaba en disposición de seguirle. Momento de toma de decisiones para los perseguidores, encabezados por Jack Miller que, no solo evitaba la escapada del piloto de Honda, sino que llegaba a dar cuenta de él para comandar la carrera. No obstante, por detrás nadie pudo seguir a Miller, por lo que parecía ser una cosa de dos.

La lucha entre los dos líderes permitió que los italianos Valentino Rossi y Andrea Dovizioso se enganchasen al grupo de cabeza para luchar por la victoria. Además, el segundo grupo encabezado por Pol Espargaró no estaba lejos y si seguían las peleas delante, terminarían por llegar. En definitiva, se estaba gestando una carrera que iba a ser en grupo en unas condiciones de frío de lo más delicadas.

Pero el piloto de Honda se las arreglaría para hacer valer su ley en la segunda mitad de carrera. Poco a poco, décima a décima, fue mejorando su ritmo y se fue distanciando de sus más inmediatos perseguidores, rompiendo el grupo y poniendo un buen trecho en forma de segundos de ventaja que le servirían para gestionar el final de la carrera.

Al final, Márquez fue capaz de administrar la ventaja obtenida para ganar y por detrás, completaron el podio Dovizioso y Petrucci después de que Miller se desinflase un poco en términos de ritmo. Pol Espargaró concluyó con otro gran fin de semana y pudo ser sexto, obteniendo puntos muy valiosos para el campeonato. Rins tuvo que remontar, pero el trabajo se le quedó a medias al cruzar la meta en décima posición.

En la clase intermedia de Moto2, la carrera empezó de la peor de las maneras para un Lorenzo Baldassarri que está siendo la máxima expresión del doble o nada, donde o gana o se va al suelo. Hoy le ha tocado el irse al suelo ante un circuito de Le Mans con condiciones de adherencia más bien precarias. Varias eran las caídas que dejaban a la parroquia española ante la posibilidad de lograr un resultado increíble con 4 pilotos españoles en las 4 primeras posiciones.

Situación que Alex Márquez estaba aprovechando, escapándose mientras Jorge Navarro y Augusto Fernández peleaban por la segunda posición. Salvo error del piloto del Marc VDS la victoria sería para él y toda la emoción recalaba en la lucha por la segunda plaza entre Navarro y Fernandez que se decantó del lado del piloto de Speed Up. Márquez rompía una racha en la que no ganaba desde el GP de Japón de 2017.

En la categoría de Moto3 se ha vivido una carrera de infarto. Había mucha incertidumbre de como iban a ir las cosas. Pero lo que estaba claro es que las frías temperaturas iban a causar estragos. La juventud iba resultar un hándicap que se tenía que saber controlar. Con ese pretexto, se apagaba el semáforo y una de las grandes incógnitas era saber si llegaría la victoria de un McPhee que había vuelto a conseguir la pole.

Nervios y muchas caídas. También hubo varios casos en el que los pilotos excedían los límites de la pista y a la postre varios fueron los que fueron sancionados. Se llegaba a final de carrera con un grupo muy poblado, con hasta 12 pilotos luchando por la victoria y finalmente fue el piloto británico quien obtuviese la anhelada victoria con Dalla Porta y Arón Canet completando el podio.

Resultados de la carrera