522684
Las marcas de coches más fiables para 2019… y las menos
Sainz 01
La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz
Mini-john-cooper-works-gp
El Mini John Cooper Works GP prepara su llegada bajando de los 8 minutos en Nürburgring
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?

La hoja de ruta de Alonso en las próximas semanas: Texas, Spa, Indianápolis, Le Mans

El piloto asturiano volvió a superar la distancia de un Gran Premio en el segundo día de test celebrado en el circuito de Bahréin.

Collage alo

Fernando Alonso se despide por un tiempo de los monoplazas de Fórmula 1. No pasó mucho tiempo desde que el piloto asturiano anunciase su nuevo puesto de embajador del McLaren y al mismo tiempo asegurase que estaría involucrado en el desarrollo del MCL34 y MCL35, lo que incluía subirse al monoplaza, hasta que finalmente se subió.

En este momento, aunque se presume que volverá en algún momento a ponerse a los mandos de un McLaren, no hay fecha. O no la hay para el gran público, porque las palabras de Fernando no sonaron a despedida, sino más bien un ‘a ver qué tal la próxima vez’.

En la segunda jornada de test post Gran Premio llevados a cabo en Bahréin, Alonso completó 69 vueltas, acercándose a los 400 kilómetros, siempre bajo las directrices de Pirelli. Es decir, en un MCL34, pero con una configuración estándar que no se ajusta a los deseos del piloto para no interferir en la evaluación de los neumáticos experimentales, y siempre con carga aerodinámica, combustible y programa ajustado a las necesidades del proveedor de neumáticos.

Tras subirse a un G-Series, vehículo diseñado para la nieve, y al vehículo ganador del Dakar, lo cual no parece haber afectado, al menos negativamente, a su desempeño sobre un Fórmula 1, Fernando lo cambiará por un Indycar adecuado para un óvalo corto, de milla y media, para competir con el LMP1, cambiar de chip completamente para meterse de lleno en las 500 millas de Indianápolis, y finalmente acabar su temporada personal con la disputa de las 24 horas de Le Mans, a mitad de junio.

El día 24 de Abril, Fernando viajará hasta el mencionado óvalo de Texas, donde estará presente en este oval de características muy diferentes a Indianápolis, pero que de alguna manera le servirá de entrenamiento antes de los test dispuestos por las 500 millas y le entrada en su mes grande, el mes de mayo.

Mes que para Fernando no comenzará con Indy, sino que lo hará con le penúltima prueba de la temporada del mundial de resistencia, una cita a la que llega con posibilidades matemáticas de proclamarse campeón del mundo de resistencia, engordando aun más su palmarés. Será en Spa-Francorchamps, con una carrera de 6 horas de duración.

Después de ella, Fernando viajará a Estados Unidos para concentrarse al 100% en las 500 millas de Indianápolis, cuyos test comienza de forma oficial el 14 de mayo, siendo las clasificaciones los días 18 y 19 de mayo, y la carrera el 26 de mayo. Acabada la prueba, Alonso regresará a Europa para estar presente en los únicos test de las 24 horas de Le Mans, los cuales tienen lugar a comienzo de junio, quedando únicamente la que serán las segundas 24 horas de Le Mans de Fernando Alonso, el 15 y 16 de junio.