Collage-10yearschallenge
Los 10 coches que más han cambiado en 10 años: El #10yearschallenge del motor
Perez sobre ocon
Pérez sobre el año sabático de Ocon: “Le puede lastimar más que beneficiar”
Porsche-cayenne-coupe-fotos-espia-videos-201953625 1
El Porsche Cayenne Coupé se deja ver por Alemania
Toyota-ts050-hybrid-aragon-2
El arma de Fernando Alonso: Toyota prueba la evolución del LMP1
Ap resize
Google Maps ya avisa de los radares de velocidad

Carlos Sainz a por el Dakar 2019: “Me preocupa la falta de experiencia del Mini”

El ganador de la pasada edición del Rally Dakar en coches admite sentir preocupación por la fiabilidad de su nuevo vehículo.

Sainz dakar previo 2019

Carlos Sainz encara la próxima edición del Rally Dakar como vigente campeón, pero tendrá que defender la corona de la mano de Mini. El piloto madrileño cambia a una marca con poca experiencia en el rally más duro del mundo. De hecho, Mini participó por primera vez en el Dakar el año pasado sin éxito, con sus puntas de lanza quedándose fuera en una fase muy temprana del rally.

Esta falta de experiencia de Mini preocupa a Sainz, aunque afirma sentirse contento con la evolución del coche desde el momento en el que se subió al Mini por primera vez. “Este es un coche prácticamente nuevo que debutó en el último Dakar. No tiene años de evolución como el Toyota o el Peugeot. La fiabilidad es lo único que me preocupa por la falta de experiencia en la competición”, explicó el madrileño.

“Mini fue el equipo que más interés mostró. Querían sí o sí que corriera con ellos y eso para mí significa mucho. Probé el coche, me gustó el proyecto y aquí estamos. Ha habido un interés mutuo por juntas fuerzas en este proyecto. Desde el primer test que tuvimos en Marruecos en junio hay una evolución brutal del coche, añadió.

Sainz buscará en el Dakar 2019 ganar su tercera corona con tres fabricantes distintos. La ruta de esta edición se desarrollará íntegramente en Perú, con unas dunas constantes que no darán descanso a los pilotos a pesar de tener menos etapas que en anteriores años. “Espero un Dakar intenso y complicado, aunque siempre lo es. El porcentaje de dunas será casi del 100%, manifestó.

“Una etapa de 300 kilómetros de arena no sé si nos llevará unas cinco horas y la trampa está detrás de cada duna. El estrés para mí, que vengo de los rallys, es mayor, pero es igual para todos. Te puedes caer en una olla, como le pasó a Loeb el año pasado, y adiós Dakar. Así será cada kilómetro. El estrés de este año será mayor y, si el último día llegas con 20 minutos de ventaja, nadie va a estar tranquilo con una etapa de dunas, comentó.

La batalla en la pasada edición se decidió por el margen más estrecho de la historia y Sainz espera encontrarse con viejos conocidos al frente de la clasificación también en 2019. “Cuento con mis compañeros de equipo y con Nani Roma en el 4x4. Luego, el número uno a batir serán los Toyota con Nasser [Al-Attiyah] a la cabeza. No hay que descontar a Loeb. Somos los mismos con otros coches, pero no veo a nadie nuevo”, afirmó.

“El objetivo es acabar la carrera, pero por encima de todo intentar ganarla. También me quiero divertir. A estas alturas de mi carrera, es fundamental divertirme. El coche va bien, pero estoy contento porque empieza el Dakar en pocas semanas y en la vida es bonito tener esos desafíos. El día que no corra el Dakar, tendré que inventarme algo, admitió Sainz.