Canelo-alvarez-lamborghini
‘Canelo’ Álvarez se graba conduciendo a toda velocidad su Lamborghini en Mónaco
Brown 01
Zak Brown: “Me arrepiento de muchas de las cosas que hice sobre Indianápolis”
Woerthersee 2019 golfr da teambus-1
Estos Volkswagen Golf R y T6 del ‘Equipo A’ se alistan al Wörthersee 2019
Mario andretti firestone
Mario Andretti rememora su victoria en las 500 millas: “Aun recuerdo el olor”
Fiat tipo sport 01
El Fiat Tipo 2019 aterriza con una nueva versión Sport incluida

¿Quieres ir al circuito? Estos dos BMW de competición están buscando nuevo dueño

Se trata de dos ejemplares muy especiales con los que poder ser el centro de atención, unos monoplazas de distintas épocas y categorías diferentes, siendo uno de ellos conducido por todo un cuatro veces campeón del mundo de Fórmula 1, Sebastian Vettel.

Bmw-formula-5-tile

Hay algunos privilegiados en el mundo que a la hora de comprar un vehículo no se preocupan de su precio y simplemente escogen entre unos y otros en función de su estética o las prestaciones. Para todos aquellos que estén dentro de este grupo, tal vez les interese adquirir unos ejemplares muy especiales que acaban de salir a la venta y con los que no pasarán desapercibidos, siempre y cuando vayan a los circuitos. 

Decimos esto porque los dos modelos que anuncia Race Cars Direct no están homologados para circular por la carretera y únicamente te servirán como vehículo de entretenimiento en las pistas pensadas para ello, aunque también pueden servir a la hora de decorar la casa. El primero de ellos es un BMW-Sauber F1.07, es decir, un monoplaza perteneciente a la temporada 2007 de Fórmula 1, conducido por tres pilotos destacados, uno de ellos cuatro veces campeón del mundo. 

No obstante, una curiosidad de este anuncio es que el vehículo no es ninguno de los ejemplares que se utilizaron ese año para competir, sino un modelo que sirvió para el desarrollo de estos. Sea como fuera, puede presumir de haber sido conducido por Sebastian Vettel, Robert Kubica y Nick Heidfeld, habiendo contribuido a los dos podios que se lograron ese año. Sin embargo, otra de sus peculiaridades es que no podrás utilizarlo en los circuitos, no porque no esté homologado, sino porque se vende sin el motor BMW V8 de 2.4 litros.

Además, dado que el chasis de este monoplaza se diseñó en torno a este propulsor, sería extremadamente complicado encontrar otro motor que se pueda adaptar, por lo que tendrás que contactar con BMW para ver si pueden solucionar este problema. No obstante, nada de eso ocurre con el otro ejemplar al que hacemos referencia, un BMW Formula 2 de 1946, es decir, un modelo de la posguerra que cuenta con todos los documentos de la FIA que atestiguan su estatus como un ejemplar de competición de la época. 

A diferencia de su pariente lejano, este sí que cuenta con un motor con el que poder participar en alguna carrera de clásicos o cualquier exhibición. Se trata de un bloque atmosférico de seis cilindros en línea y 6.0 litros de desplazamiento, procedente de un BMW 326 de antes de la Segunda Guerra Mundial, con una modesta potencia de 90 caballos y una transmisión manual de cuatro velocidades que envía la energía a las ruedas traseras. El precio de ambos no ha trascendido, aunque si estás dispuesto a comprarlos no creemos que importe mucho.