Volkswagen-golf r-2017-1600-0d
Volkswagen Golf R 2021: Asistencia confirmada, hibridación descartada
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
911-cabrio-2019-portada
Conducimos el Porsche 911 Cabrio 2019: Descapotable para todo el año
Vettel
Nueva temporada, misma Ferrari
Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?

Un Fórmula 1, un rascacielos, y Red Bull: ¿Qué podría ir mal?

En su empeño de meter un Fórmula 1 en los lugares más extraños posibles, en esta ocasión, los de la bebida energética se han decantado por un lugar alto, muy alto.

Red bull rascacielos

Tras un ‘road-trip’ que ha llevado a Max Vertappen hasta el circuito de las Américas, en Austin, pasando por lugares como una playa o una subida de montaña sin asfaltar, a Red Bull le siguen quedando ganas de más aventuras, y en su empeño de meter un Fórmula 1 a rodar por cualquier sitio para el que no haya sido diseñado, en esta ocasión ha mirado muy alto.

Concretamente a lo alto de un rascacielos, donde con la ayuda de un helicóptero han aupado a un RB7 como con el que Sebastian Vettel dominó a placer la temporada 2011 de Fórmula 1. Allí se ha puesto al volante el eterno aspirante a campeón del mundo David Coulthard.

En un limitado espacio, Coulthard se ha permitido el lujo de dar unos trompos, con el patente riesgo de despeñarse si se pierde el control, algo que no suele ser excesivamente extraño que ocurra en un vehículo que no ha sido diseñado precisamente para realizar trompos.

Ahora, la ciudad de Miami, puede sumar a su larga lista de extravagancias el haber tenido a un Fórmula 1 haciendo trompos en la azotea de un rascacielos, al que se sumará en breve el ‘F1 Fan Festival’ que la ciudad celebrará previo al Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1 en Austin, y quién sabe si como previo al ansiado Gran Premio urbano en la ciudad costera.