Gettyimages-1140674359
¿Cómo llevar tu bici en el coche? Estos son los portabicicletas –seguros– más baratos
48738642 403
Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Land-rover-v8-soho
Este Land Rover Defender ‘Project Soho’ esconde todo un V8 heredado del Corvette
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Sí, Ferrari falló, pero Vettel también

La Scuderia volvió a cometer un error estratégico durante la Q3, mientras que el alemán no consiguió cuadrar ninguna vuelta en el momento clave.

Vettel q japon 2018 1

La clasificación del Gran Premio de Japón destapó las vergüenzas de Ferrari una vez más. La Scuderia volvió a fallar en el momento clave de una Q3 marcada por las condiciones cambiantes en un fin de semana donde no tenían margen de error si querían mantener unas opciones mínimas en la lucha por el campeonato del mundo. Y lo peor de todo es que no fue solo Ferrari quien falló, también lo hizo Sebastian Vettel.

La lluvia sorprendió a los equipos en los últimos minutos de la Q2. Esta lluvia mojo la pista lo suficiente para que nadie pudiera mejorar tiempos en sus intentos finales y las escuderías se plantearan comenzar la Q3 con gomas intermedias. El fuerte viento permitió que la pista se secara rápidamente y los equipos optaron por salir con los superblandos, todos menos Ferrari. La Scuderia decidió tomar un riesgo que se convirtió en un gran error al sacar a sus pilotos con los neumáticos intermedios.

La pista claramente no estaba para los intermedios y Ferrari tuvo que llamar a sus pilotos para que regresaran a boxes para cambiar al compuesto superblando sin que completaran ninguna vuelta, perdiendo un tiempo que fue fundamental en la Q3. De esta manera, la Scuderia no pudo aprovechar la ventana de condiciones óptimas de la pista antes de que la lluvia volviera a hacer acto de presencia en los últimos minutos.

En estas condiciones tan impredecibles, los pilotos son los que tienen que marcar la diferencia. Kimi Raikkonen realizó una labor muy distinta de la de Sebastian Vettel, con el finés siendo capaz de completar una vuelta que, si bien no fue perfecta, le sirvió para ponerse cuarto. El germano no pudo decir lo mismo, pues cometió un error en su único intento clasificatorio que le mandó a la novena posición de la tabla de tiempos.

Vettel pisó un charco en la zona de Spoon que le hizo salirse de pista, aunque pudo terminar su vuelta con un tiempo poco representativo de su ritmo real. Si bien trató de realizar un segundo intento, fue demasiado tarde, pues la lluvia se hizo más intensa y nadie pudo mejorar tiempos. De hecho, el propio Vettel se fue largo en la segunda curva de Degner cuando estaba yendo lento camino de boxes.

En definitiva, Ferrari ha vuelto a demostrar por qué se han quedado atrás en la lucha por el campeonato un año más. La Scuderia continúa cometiendo errores inaceptables si se quiere conseguir el título, unos errores que se han sucedido en las últimas carreras y han permitido a Mercedes y Lewis Hamilton escaparse en un liderato que podría volver a ampliarse mañana. Vettel también ha cometido fallos y ha sucumbido ante la presión, unas circunstancias que han dejado visiblemente derrotado al alemán en la parte final de la temporada.

Aun así, Vettel defiende la estrategia llevada a cabo por Ferrari en la clasificación. “Había una gran probabilidad de lluvia y si hubiéramos salido cinco minutos antes, hubiéramos sido genios. No tiene sentido criticar la decisión del equipo. En estas condiciones con el viento, quizás dos kilómetros mas allá no hubiera llovido”, declaró ante las cámaras de Movistar F1.