Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Prost considera que la Fórmula 1 debería ser más simple

El francés aboga por un reglamento más sencillo donde el piloto sea más importante que el coche.

Prost

Uno de los cambios que se prevén para 2021 es que los monoplazas sean más sencillos aerodinámicamente para que haya más igualdad entre los equipos y la competición sea menos predecible, pero tal vez ese no sea el único cambio que debería adoptar la Fórmula 1.

Alain Prost considera que los motores también son un factor a tener en cuenta y que, tal vez, también podrían simplificarse en la búsqueda de una mayor igualdad. Sobre todo, para que el piloto sea un factor más importante a la hora de ganar o no una carrera.

“Las normas de los motores son muy complicadas. Todo cambio de motores conlleva un gran coste, pero en cualquier caso deberían ser más potentes, con más combustible y más rendimiento. Técnicamente deberían ser más simples, dando más posibilidades de sorpresa, ingenuidad y hacer que el piloto marque la diferencia, más que ver cuál de esas máquinas de guerra que vemos hoy, donde el 80% del rendimiento es la aerodinámica y el motor. Me gustaría ver más equilibrio. Personalmente, eliminaría el difusor. En mi época teníamos diferentes conceptos con mejor rendimiento y nos seguíamos unos a otros sin problemas. Necesitamos coches más simples aerodinámicamente”, comentó el francés.

El cuatro veces campeón del mundo no puede evitar rememorar la época en la que él competía, donde el reglamento era más sencillo y había mucha más varidad técnica.

“En un mismo año tuvimos turbo, V8, V10, V12, Michelín, Goodyear y Pirelli. No podemos ir hacia el pasado porque es muy complicado, tenemos tecnologías distintas. Pero es un equilibrio de tecnología lo que marca la diferencia”, concluyó Prost.