Toyota-hilux special edition-2019-1600-02
Toyota Hilux Special Edition 2019: Toque de exclusividad
Senna mclaren 1
‘Senna, historias desconocidas, 25 años más tarde’ es el último gran libro de la leyenda
Vs5-jetta-ateca
Presentado el VS5 Jetta, o lo que es lo mismo, ¡el Seat Ateca chino!
Red bull honda pit china 2019 1
Honda introducirá su primera actualización de la temporada en Azerbaiyán
Coche-electrico-estudio
Los coches eléctricos emiten CO2, incluso más que un diésel moderno según este estudio

La normativa técnica de la Fórmula 1 en 2019, al detalle

La nueva temporada traerá consigo la introducción de una serie de cambios significativos en los monoplazas. Aquí explicamos los detalles del reglamento técnico.

Normativa 2019 williams test 1

La Fórmula 1 se enfrentará a una temporada importante de cara al futuro en 2019. Este año será clave debido a la llegada de la nueva normativa técnica, unos cambios en el reglamento que se consideran un anticipo de lo que se espera en el decisivo 2021, cuando está prevista la implantación de una normativa que cambiará por completo el certamen con respecto a la actualidad.

El principal objetivo de los cambios es permitir que los monoplazas puedan seguirse unos a otros con facilidad, algo que ha resultado especialmente complejo con la normativa que se introdujo en 2017. La carga aerodinámica de los coches aumentó significativamente, lo que permitió que alcanzaran altísimas velocidades, pero las turbulencias creadas por los vehículos dificultaron los adelantamientos.

Las carrocerías de los Fórmula 1 están diseñadas para evacuar las turbulencias creadas por las ruedas delanteras debido a la resistencia al aire. Estas turbulencias llegan a los monoplazas que están por detrás, que reciben el aire sucio y sufren una importante pérdida de rendimiento aerodinámico. Por lo tanto, atacar al coche que tienen delante se vuelve muy complicado.

Los cambios más destacables derivados de la nueva normativa están en los alerones delanteros. Serán más anchos (hasta dos metros) y más simples, pues tendrán menos elementos incorporados. Los equipos usan los alerones delanteros para conducir el flujo de aire hacia el resto del coche y evacuar las turbulencias. Para limitar esto, los alerones solo podrán tener cinco elementos a ambos lados. Además, estarán 25mm más adelante en el coche y su altura aumentará en 20mm.

Los conductos de freno son otro elemento que ha sufrido grandes cambios. Su propósito es el de refrigerar los sistemas de frenada y evitar su sobrecalentamiento, pero los equipos también los utilizan para canalizar el aire hacia los lugares que más les interese y ganar eficiencia aerodinámica. Para intentar controlar las turbulencias, el diseño de estos conductos será más simple.

Los bargeboards también tendrán modificaciones con motivo del nuevo reglamento. Se tratan de placas verticales instaladas a ambos lados del chasis, cerca de la entrada de aire de los pontones. Para que sean menos efectivos y no canalicen tanto el flujo de aire, tendrán un tamaño 150mm más pequeño y estarán 100mm por delante de su posición actual.

Todos estos cambios contribuyen a la reducción de las turbulencias, pero no las eliminan. Para que el coche que está por detrás no reciba el aire sucio, los alerones traseros tienen un papel fundamental. Serán 20mm más altos y 100mm más anchos que los alerones de la pasada temporada. El DRS tendrá un mayor efecto, pues la separación entre el flap y el plano principal será 20mm más grande. Por esta razón, se prevé que el sistema sea un 25% más efectivo.

Aunque sea la meta fundamental de esta normativa, no todos los cambios están relacionados con facilitar los adelantamientos. Los monoplazas contarán con luces LED adicionales en la parte trasera para mejorar la visibilidad en condiciones de lluvia. Estas luces deben usarse cuando el coche haya montado neumáticos intermedios o de lluvia extrema.

El peso mínimo de los Fórmula 1 aumenta este año hasta los 743 kilos y se incluye también un peso mínimo para el piloto y su equipamiento, que no podrá ser menor de 80 kilos. Los pilotos más altos se vieron perjudicados en el pasado ya que anteriormente se incluía en el peso mínimo al conjunto de coche y piloto, pero ahora los pilotos de menor estatura tendrán que llevar lastres en el bólido para alcanzar el nuevo mínimo. Estos lastres se colocarán en la apertura del cockpit, generalmente debajo del asiento.

Si bien se trata de un cambio en la normativa deportiva, el aumento del flujo de gasolina tiene un gran impacto en el aspecto técnico de los coches. El flujo máximo durante la carrera se ha incrementado hasta los 110 kilos, lo que permitirá a los pilotos apretar más en lugar de conservar carburante para pasar por meta sin rebasar el límite. Aun así, los equipos pueden optar por no usar más gasolina para no construir un depósito más grande, lo que cambia por completo el diseño del bólido.