Audi-s5 coupe tdi-2019-1600-02
Audi S5 Coupé y Sportback 2019: Dando la bienvenida al diésel
Rsz gettyimages-1142312884
Oscar Haro arroja algo de luz en el peculiar culebrón de Honda
Istobal-aspirado
Ácaros, polen, polvo, bacterias… ¿cómo lavo el coche para minimizar las alergias?
Gettyimages-1142578501
Christian Horner retrocede sobre sus pasos y la crítica al combustible de Ferrari
Lamborghini-huracan-modificaciones-coche-rallys-01
Te presentamos al Lamborghini Huracán más singular del año

No, el “Alonso is faster than you” no fue igual que lo de China

Fernando Alonso fue el gran beneficiado de una orden de equipo, entonces prohibidas, que le costó una sonada multa a Ferrari. Repasamos lo ocurrido en aquella temporada 2010.

Collage ferrari

Como era de esperar, la gestión estratégica de Ferrari en el Gran Premio número 1.000 ha dado mucho de lo que hablar, recibiendo mayormente duras críticas, y en otros casos defensas, más o menos fundamentadas.

No han sido pocos los aficionados que se han lanzado a llamar hipócritas a los que critican la decisión del equipo de Mattia Binotto, señalando que antaño, defendieron el “Alonso is faster than you” que la Scuderia Ferrari realizó en 2010, intentando disimular una clara orden de equipo que promovía el intercambio de posiciones entre sus pilotos.

Tanto aquella acción en Alemania, como esta en China, tenía el propósito de colocar a un piloto por delante de otro, sin embargo, el contexto es totalmente diferente. Si nos remontamos al año 2010, la primera diferencia que encontramos es que aquella fue la undécima carrera de la temporada, no la tercera, y que mientras Massa se había descolgado de la lucha por el título, Alonso mantenía intactas sus opciones al título.

El intercambio de posiciones no se produjo en el primer tercio de carrera, sino que fue en la vuelta 49 de 67. Antes, Alonso realizó varios intentos de adelantamiento que abortó por la alta posibilidad de contacto entre los dos Ferrari. Como Vettel, Fernando reiteró por radio que era más rápido, y para demostrarlo, realizó en varias ocasiones la maniobra de alejarse de Massa, para volver a atraparlo en poco tiempo.

Y más importante si cabe, nada más realizar el adelantamiento, Fernando se escapó en tiempo récord de Felipe, abriendo un hueco que estuvo gestionando el resto de la carrera. Por detrás, Vettel recortaba terreno hasta acabar intentando presionar a Felipe en las últimas vueltas, sin conseguirlo. En aquel 2010, Ferrari se llevó la victoria, el doblete de hecho, y le dio a Fernando siete puntos más que fueron determinantes a la hora de llegar a Yas Marina con más opciones, si bien el titulo se perdió por cuatro puntos.

En el Gran Premio de China, la orden de equipo ha llegado en la vuelta 10 de 56, cuando los pilotos eran tercero y cuarto, y cuando la amenaza más próxima se encontraba a una distancia estable. El intercambio de posiciones se produjo al asegurar Vettel que era más rápido, y sin embargo, al realizarse el cambio de posición, esto no se evidenció en la pista.

De hecho, Sebastian Vettel marcó 1’38’’ mientras rodaba detrás de Leclerc, con el DRS, pero una vez tuvo aire limpio, nunca bajo del 1’39’’. En la vuelta 12, Sebastian fue 115 milésimas más rápido. En la 13, se repitieron estas 115 milésimas, pero esta vez a favor de Leclerc. 154 milésimas fue la diferencia a favor de Vettel en la vuelta 14, y 74 milésimas para Leclerc en la vuelta 15. En la 16, algo más de dos décimas para Vettel y en la 17, Verstappen entró en boxes cambiando las reglas del juego.

Si Vettel era más rápido o no, desde luego no quedó claro. Sus vueltas fueron más lentas de las que realizó detrás de Leclerc, y no se separó de su compañero de equipo. En el equipo, le dieron un voto de confianza al que el piloto alemán, teórico líder, no respondió como se esperaba. Y es que si una orden de equipo siempre enfada a uno de los dos pilotos, en muchas ocasiones son inapelables. Estrategias diferentes o mucho más ritmo. Aquí, ni una cosa ni otra.

Pero entre el tiempo que perdió Leclerc al dejarse adelantar, y luego dejando espacio con Vettel, el cual no iba más rápido, fue determinante para que Verstappen le ganase la posición. Ferrari realizó una orden de equipo, que lejos de reportarle algún beneficio, le hizo perder un lugar frente a Verstappen, que estuvo incluso cerca de adelantar a Vettel más adelante.

En esos momentos, Leclerc fue a contrapié y la estrategia fue más bien lamentable. Incluso sin nada que perder, de nuevo prescindieron de luchar por la vuelta rápida, dejándola en manos de un notablemente más lento Pierre Gasly. El piloto que no mostró ser más lento, finalizo la carrera a 18’’ del piloto al que le obligaron a ceder la posición. Leclerc perdió un podio que sentía como suyo, y Ferrari, de un tercer y cuarto puesto, pasó a un tercer y quinto puesto. Menos puntos en constructores, y Vettel, con solo tres puntos a su favor. 

En 2010, Ferrari mantuvo el doblete y dio mas puntos, una vez pasado el ecuador de la temporada, al piloto que tenía opciones de luchar por el campeonato. En 2019, Ferrari perdió una posición al decantarse por Vettel, que pese a todo, en el campeonato de pilotos solo aventaja a Leclerc en un punto mientras Mercedes, con otro doblete, tiene a su piloto a 31 puntos, estando en constructores a 57 puntos.

Las diferencias entre lo ocurrido hace nueve temporadas y esta son más que evidentes, y así lo entienden la mayoría de aficionados, tifosi incluidos, que en 2010 defendieron la maniobra de Ferrari, y hoy, se muestran enfadados con su equipo. Tres carreras, y en todas ellas Leclerc ha recibido órdenes en su detrimento. En Australia, cuando se le ordenó quedarse detrás, en Bahréin, cuando se le pidió que no adelantara al menos en dos vueltas, y en China, cuando se le ha pedido que cediese la posición a su compañero. Una situación al límite que amenaza con explotar.