Gettyimages-1140674359
¿Cómo llevar tu bici en el coche? Estos son los portabicicletas –seguros– más baratos
48738642 403
Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Land-rover-v8-soho
Este Land Rover Defender ‘Project Soho’ esconde todo un V8 heredado del Corvette
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Mercedes hace historia en la Fórmula 1: Pentacampeones

Solo un equipo con anterioridad había logrado la misma gesta que ahora ha logrado el constructor alemán.

Mercedes constructores portada

Mercedes aterrizó en la Fórmula 1 como equipo en 2010, tras diferentes asociaciones con diferentes equipos, siendo su éxito más reciente el título de 2008 junto a McLaren. Anteriormente, la flecha plateada solo había participado en 1954 y 1955, con grandísimos resultados con Juan Manuel Fangio y Stirling Moss al volante.

El proyecto comenzó con las bases de BrawnGP, antigua Honda, y con Michael Schumacher y Nico Rosberg al volante. La idea, construir un equipo ganador. Para ello, se invirtieron ingentes cantidades de dinero en personal, con puestos de gran importancia doblados e incluso con tres protagonistas. Mercedes, con Toto Wolff al mando y Niki Lauda como cabeza visible, estaba en marcha.

En 2012 llegaron las primeras alegrías, con Nico Rosberg venciendo en Malasia. Llegó el momento de echar el resto y para 2013, el equipo se hizo con los servicios de un piloto de primer nivel, un campeón del mundo, Lewis Hamilton, poniendo fin a la etapa de Michael Schumacher. En Mercedes ya tenían todo lo que buscaban. Una pareja de pilotos de renombre y un reglamento técnico que llegaba en 2014 y que debía ser muy beneficioso para ellos.

2013 fue una temporada tranquila, en la que se permitieron el lujo de cosechar tres victorias y acabar como subcampeones de constructores. Toda una declaración de intenciones antes del gran reto, del mayor cambio a nivel técnico afrontado por la Fórmula 1; la llegada de la era híbrida.

Poco hubo que esperar para ver que Mercedes había llegado con ventaja. En los test, mientras todos tenían problemas para dar un par de vueltas seguidas, Mercedes rodaba y rodaba, y además, más rápido que nade. Años más tarde, se sabría que el constructor alemán fue el principal precursor de este reglamento técnico, y no por casualidad, pues ya llevaban años trabajando en esta tecnología.

Mercedes arrasó y ganó todas las carreras de la temporada menos tres, sin faltar nunca al podio, logrando en 2014 su primer título de constructores. Repetición de la jugada en 2015, donde cedieron tres victorias en todo el año, y donde solo faltaron al podio en una Hungría pasada por agua, así como en Singapur. Segundo título para los alemanes.

La temporada 2016 fue quizás la más tensa para el equipo, con una lucha muy intensa entre sus dos pilotos que acabó decantándose a favor de Nico Rosberg en detrimento de Lewis Hamilton. Esta lucha llevada hasta la última carrera no permitió ninguna relajación, y se tradujo en la mayor cantidad de puntos conseguida, con nada menos que 765. Mercedes solo cedió la victoria en Malasia, cuando Hamilton, liderando, rompió motor, y en España, cuando ambos Mercedes colisionaron entre ellos. Tercer título.

Para 2017, tocó renovarse, pues no sin sorpresa, Nico Rosberg decidió retirarse tras proclamarse campeón. Mercedes confió en Bottas, que no mostró el nivel de Rosberg. Dejó de ser una lucha entre los dos pilotos de Mercedes, como en las tres temporadas anteriores, para ser una lucha entre Mercedes y Ferrari. Un nuevo actor aparecía en escena. Sin embargo, los alemanes acabaron mostrándose intratables, llevándose de nuevo tanto el título de pilotos como el de constructores.

Y con este bagaje, se llegó a la presente temporada, a la 2018. Mercedes comenzó dominando, sin embargo, situaciones puntuales como errores estratégicos hicieron que no sacaran resultados positivos. De hecho, la primera victoria llegó en la cuarta carrera de la temporada, en Bakú. Ferrari presentó un vehículo realmente competitivo y por momentos en la temporada, especialmente en Silverstone, Mercedes se vio superado. Por primera vez, un rival era verdaderamente superior, más allá de una carrera puntual.

Y cuando mejor estaba Ferrari, Hamilton sacó su mejor versión, que combinado a acciones mejorables por parte de Ferrari o de errores por parte, volvió a poner a Mercedes en cabeza. Pocas carreras han tenido los alemanes en las que hayan dominado, pero esto no impidió que Hamilton ganase seis carreras de siete posibles, lo que le llevó a ganar el título de pilotos. Para el de constructores, hubo que esperar hasta la penúltima carrera de la temporada, donde en la que ha sido una de las peores carreras de la temporada de Ferrari, sino la peor, Mercedes se lleva el quinto título consecutivo.

Mercedes entra en la historia, pues solo un equipo ha conseguido antes ganar cinco títulos consecutivos, Ferrari, en la época dorada de Michael Schumacher, cuando llegaron hasta seis títulos entre 1999 y 2004, antes de la aparición en escena de Renault y Fernando Alonso en 2005. Sin duda, el título que más ha tenido que luchar el fabricante alemán, el rey absoluto de la era híbrida que promete seguir dando guerra mientras dure este reglamento, pudiendo incluso superar el éxito de Ferrari.

Los de la flecha plateada ya son el quinto mejor constructor de la Fórmula 1 en solitario, tras superar los cuatro títulos que Red Bull logró de 2010 a 2013, y tiene por delante los siete títulos de Lotus, los ocho de McLaren, y los nueve de Williams, y ya muy lejos, Ferrari con 16. La temporada 2019, entera por escribir.