P90327850 highres rolls-royce-cullinan
Las marcas de automóviles con mejor reputación para 2019
Renault 01
A Renault le cuesta cada vez más tapar sus vergüenzas
Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?
1017394368-sut-20190317-ja1 0745
Discrepancias con la nueva aerodinámica, y una conclusión: no ayuda a adelantar
Sin-titulo4-tile
Así funcionan todos los accesorios de la Peugeot Traveller by Tinkervan

Las cinco claves de la temporada 2019 de Fórmula 1

La próxima campaña de la categoría reina del automovilismo llega con muchos cambios en diferentes aspectos. Estas son las claves que marcarán la nueva temporada.

Singapur salida 2018 1

La temporada 2019 de Fórmula 1 será una campaña con muchos cambios reseñables. La próxima campaña de la categoría reina del automovilismo contará con muchos frentes que habrá que tener en cuenta de cara a un año importante en cuanto a novedades. Tendremos un anticipo de la normativa prevista para 2021, un gran baile de pilotos, una nueva gama de los neumáticos Pirelli… Estas son cinco las claves que marcarán la nueva temporada.

  1. Nuevo duelo Mercedes VS. Ferrari

2018 dejó un nuevo capítulo del duelo entre Mercedes y Ferrari por el mundial. Esta fue la temporada en la que la Scuderia se lo puso más difícil al equipo de Brackley desde que impusieron su dominio al comienzo de la era híbrida en Fórmula 1. Mercedes comenzó teniendo el mejor coche, pero Ferrari fue capaz de aprovechar las oportunidades para ganarle el pulso a la marca alemana incluso sin tener el monoplaza más rápido.

Ferrari fue evolucionando su bólido hasta ponerse por delante de Mercedes en cuanto a rendimiento, algo que no se había visto en una Fórmula 1 totalmente dominada por los de Brackley sin prácticamente oposición. Ante la amenaza de perder el campeonato, Mercedes se puso manos a la obra para mejorar su monoplaza y recuperar el terreno perdido durante la segunda mitad de la temporada.

Si la victoria de Sebastian Vettel en Gran Bretaña fue un duro golpe para Mercedes, la marca alemana contraatacó con el triunfo de Lewis Hamilton en Italia. El batacazo definitivo para Ferrari llegó en Singapur, con un apoteósico Hamilton sacándose una vuelta arrolladora en clasificación. Desde entonces, el rendimiento de Ferrari cayó en picado, un bajón que fue magnificado por los errores cometidos por Vettel y en el muro de la Scuderia.

Mercedes revalidó tanto el título de pilotos con Hamilton como el de constructores por quinto año consecutivo. Aunque consiguieron mantenerse invictos, Ferrari se ha posicionado como una amenaza real para las aspiraciones de Mercedes, por lo que no deben confiarse. Ambos equipos volverán a sacar sus mejores armas para citarse en un nuevo duelo en la temporada 2019… Y quizás otra escudería puede unirse a la batalla.

  1. La incógnita de Red Bull – Honda

En Red Bull no estaban nada contentos con el rendimiento del motor Renault. Las promesas de una gran mejora de las unidades de potencia nunca se cumplían y la paciencia del equipo austriaco cada vez se agotaba más rápido, especialmente en una temporada plagada de problemas de fiabilidad en 2018. Después de tirarse los trastos unos a otros durante años, Red Bull encontró una alternativa en Honda.

Toro Rosso actuó como conejillo de indias hasta que Red Bull quedó convencida por el rendimiento de Honda. Viendo que Renault no era capaz de hacer unos motores a la altura de Mercedes y Ferrari, el equipo austriaco decidió arriesgar montando unidades de potencia de Honda a partir de esta temporada, una apuesta que puede meter a la estructura de lleno en la pelea por el título o dejarla aún más relegada que en 2018.

El gran final de temporada de Red Bull ha subido mucho el listón de las expectativas para 2019, pero el rendimiento de la escudería será toda una incógnita que no se resolverá hasta la primera carrera del año. Honda demostró una mejora significativa en el rendimiento de sus propulsores, aunque los pilotos de Toro Rosso fueron los que más sanciones en parrilla por cambios de motor acumularon a lo largo del año. Por ello, resulta muy complicado vaticinar dónde estará Red Bull este año.

 
  1. Gran baile de pilotos

El mercado de fichajes año pasado fue uno de los más intensos e impredecibles que se recuerdan recientemente en Fórmula 1. Ha habido tanto cambio de cromos que solamente ocho pilotos se han quedado en su sitio en 2019. Todo empezó con la noticia bomba del fichaje de Daniel Ricciardo por Renault, un movimiento que ni siquiera en Red Bull se esperaban. A partir de ese momento, la parrilla sufrió un efecto dominó.

El hueco de Ricciardo en Red Bull ha sido cubierto por Pierre Gasly, quien asciende desde Toro Rosso. La llegada del australiano a Renault dejó sin sitio a Carlos Sainz, quien encontró cobijo en McLaren. En Ferrari se han atrevido a apostar por la juventud y optaron por subir a Charles Leclerc desde Sauber para ocupar la vacante de Kimi Raikkonen, quien fue a parar al equipo de Hinwil para quedarse en Fórmula 1. Lance Stroll dejó Williams para dirigirse a Force India/Racing Point, equipo que actualmente tiene a su padre Lawrence como propietario.

Además de los pilotos que se movieron a lo largo de la parrilla, también llegaron nuevas caras y viejos conocidos. Robert Kubica regresa a la Fórmula 1 como piloto titular en Williams, donde compartirá garaje con el vigente campeón de la Fórmula 2, George Russell. El subcampeón de la categoría inferior también ha encontrado sitio, con Lando Norris enrolado en McLaren. Toro Rosso tendrá una alineación completamente nueva formada por el debutante Alex Albon y Daniil Kvyat. Antonio Giovinazzi también regresa junto a Sauber tras disputar dos carreras en 2016.

De esta manera, no estarán en la parrilla de la Fórmula 1 en 2019: Fernando Alonso, Marcus Ericsson, Stoffel Vandoorne, Brendon Hartley, Esteban Ocon y Sergey Sirotkin.

  1. Nueva normativa técnica: cambios aerodinámicos

La temporada 2019 traerá consigo un anticipo de lo que veremos en la normativa técnica de 2021. La generación de monoplazas introducida hace dos años ha permitido batir prácticamente todos los récords, pero ha causado un gran problema debido a su alta carga aerodinámica. Los vehículos generan unas turbulencias que hacen muy complicado que puedan seguirse unos a otros, lo que ha generado carreras procesionales sin apenas adelantamientos.

Para tratar de facilitar los adelantamientos, los monoplazas tendrán nuevos alerones delanteros y traseros. Los delanteros serán más simples, con menos elementos aerodinámicos, mientras que los traseros serán más anchos. El objetivo de estos cambios es que los coches tengan una menor carga aerodinámica para así generar menos turbulencias, pero varios jefes de equipo se han mostrado escépticos con respecto al efecto de estas nuevas piezas.

  1. Gama de neumáticos más simple

Pirelli lució en 2018 orgullosamente su gama denominada ‘arcoiris’, con nueve colores diferentes para identificar a los neumáticos que en realidad confundían a los aficionados: lluvia extrema, intermedio, superduro, duro, medio, blando, superblando, ultrablando e hiperblando. Esta extensa gama de neumáticos incluía compuestos que nunca llegaron a usarse en los Grandes Premios, como el superduro.

El suministrador decidió poner fin a esta tendencia en 2019 y, aunque no reducirá la gama de neumáticos, sí ha simplificado su denominación. De esta forma, solo habrá que memorizar el nombre de tres compuestos: duro (blanco), medio (amarillo) y blando (rojo). Este cambio llega en un esfuerzo por facilitar el seguimiento de la acción a los espectadores, especialmente por televisión.