Pickup-design-exy-monster-x-concept-mercedes-benz-x-class-port
Exy Monster X Concept by Carlex Design: el Clase X más monstruoso
Vettel-vacaciones
Vettel necesita “un poco de espacio” durante el invierno
Neumaticos reciclados
Desde suelas de zapatos hasta “madera”: ¿Qué se puede fabricar con neumáticos usados?
Force india test aleron 2019 1
La normativa de 2019 no satisface a los jefes de equipo
181113 gfp 124138
Probamos el Audi R8 2019: Deportividad a raudales

Honda realizó un ajuste electrónico antes de carrera y la FIA pidió que lo revirtiera

Pierre Gasly sufrió distintos problemas durante el fin de semana, que Honda intentó solucionar modificando los mapas.

Gettyimages-1046951922

Tal y como explicaron tras los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Rusia, donde se estrenó la última especificación del motor Honda, dicho motor había llegado algo verde, sin tener toda la parte electrónica debidamente preparada, motivo por el cual pospusieron su debut en carrera hasta el Gran Premio de Japón.

En dicho Gran Premio, Honda llamó la atención en clasificación, donde los Toro Rosso lograron meterse en Q3 de forma inesperada para acabar firmando un positivo sexto y séptimo lugar. Sin embargo, lo cierto es que durante el fin de semana sufrieron distintos problemas, evidenciándose de forma más notable en el vehículo de Pierre Gasly, que decía que no había potencia o que la potencia oscilaba.

Honda fue realizando ajustes durante las distintas sesiones de entrenamientos libres, pero no lograron poner tanto a punto la unidad de potencia como les hubiera gustado. De hecho, el motorista realizó un cambio de origen eléctrico en el monoplaza de Pierre Gasly antes de la carrera. Para no romper el parque cerrado, Toro Rosso pidió permiso a la FIA, que accedió en un primer momento.

Sin embargo, tal y como revela Pierre Gasly, antes del comienzo de la prueba, la misma FIA les pidió que revertieran los cambios, volviendo al punto que tenían en clasificación y que no resultaba idóneo para competir.La calibración no era la mejor. No solo teníamos menos potencia, también estábamos dañando la fiabilidad, por lo que estuvimos preocupados toda la carrera”, explicó Gasly.

“Al principio aceptaron el cambio, pero luego obligaron a revertirlo, así que tenía más potencia, pero no la mejor gestión de motor para el pilotaje.”, añadió el de Toro Rosso, que si bien sorprendió en clasificación, el rendimiento en carrera fue a peor hasta finalizar sin puntos.