Radar gc archivo
Cazado a 162 km/h, un conductor que circulaba por una travesía limitada a 50 en León
Collage
Alonso no está solo: Los otros campeones de F1 que fallaron al clasificar en Indianápolis
Ld11014
El mítico Land Rover Defender se convierte en esta completa camper
Mclaren indianapolis 2019
De la falta de volante a la pintura: Cronología de la organización desastrosa de McLaren
Gettyimages-1085660578
Todo sobre la la tecnología mild hybrid: ¿Merecen la pena los llamados micro híbridos?

Ferrari copia a Renault: Le roba a la FIA a Laurent Mekies

El trasvase de empleados entre FIA, a los que se les presuponen conocimientos de datos comprometidos, comienza a ser un tema preocupante tras la marcha de Buskowski y Mekies.

Sut japanese grand 1538696

Marcin Budkowski sentó un peligroso precedente en el mundo de la Fórmula 1. Entrenado para sustituir al veterano Charlie Whiting en sus funciones como director técnico de la FIA, tras un breve periodo en el que manejó todo tipo de información, pues era el hombre consultado por los equipos para resolver las dudas legales de las innovaciones, Budkowski comunicó su marcha a la FIA, descubriéndose poco más tarde que Renault era su destino.

Los equipos mostraron su malestar a la FIA, y esta introdujo medidas más duras para los que abandonaran su puesto de trabajo, que finalmente no fue más que doblar el tiempo de espera para empezar a ejercer en su nuevo empleo. Tristemente esta medida no ha dado sus frutos, y ya se ha producido una nueva fuga, la de Laurent Mekies.

El hasta ahora subdirector de carrera y delegado de seguridad de la FIA entre otros puestos podrá comenzar a trabajar con Ferrari el próximo septiembre, momento en el que podrá comunicar al equipo italiano todos los datos recopilados durante estos años y que él pueda considerar interesantes para su nuevo equipo.

De hecho, Mekies va a seguir manteniendo su cargo de director de seguridad, aunque según ha comunicado la FIA, sí abandona de forma inmediata todas sus obligaciones con la Fórmula 1, incluyendo la de subdirector de carrera.

Mekies, que llegó a la FIA en 2014, había ganado peso en el organismo precisamente tras la marcha de Budkowski, y sonaba como posible director de carrera una vez Whiting decidiese poner fin a su actividad.

A buen seguro que en Australia los equipos volverán a elevar una queja a la FIA, que estudiará medidas de retención más duras después de que los dos hombres en los que Charlie Whiting había depositado su confianza de cara al futuro se hayan ido en cierta manera al bando contrario.