Gettyimages-1085660578
Todo sobre la la tecnología mild hybrid: ¿Merecen la pena los llamados micro híbridos?
Alonso mclaren indy q 2019 1
McLaren se disculpa con Alonso tras el fracaso de Indianápolis
Ld11014
El mítico Land Rover Defender se convierte en esta completa camper
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid

Cómo funciona el volante de un Fórmula 1, explicado en vídeo

Mercedes realiza una explicación didáctica sobre el funcionamiento de una de las piezas más vitales de un monoplaza.

Bottas volante mercedes video 2019 1

Los Fórmula 1 son unas máquinas con una tecnología extremadamente compleja. El diseño y funcionamiento de cada una de las piezas se cuida con el máximo detalle, algo que también se aplica al volante. Se trata de una de las piezas más vitales y sofisticadas del monoplaza, pues el piloto tiene en sus manos el control total de todas las características del bólido. En este didáctico vídeo, Mercedes explica los entresijos del volante del W10.

 

Aunque parezca que un piloto usa un solo volante, la realidad es que pueden usar hasta tres a lo largo del fin de semana. Uno de ellos tiene una función experimental con vistas a introducir nuevos sistemas en próximas carreras. Su diseño está especialmente cuidado para garantizar el máximo agarre por parte del piloto, cuya mano se usa como molde para proporcionarle la comodidad necesaria.

Una de las características más impactantes del volante de un Fórmula 1 es la gran cantidad de botones que contiene, correspondientes a una infinidad de funciones. Las ruletas son resistentes a movimientos accidentales causados por las vibraciones del monoplaza y son similares a las que se utilizan en los aviones de combate, permitiendo así una mayor precisión.

Los pilotos no usan el volante de la misma forma durante todo el tiempo, pues hay necesidades específicas de cada circuito del calendario. Además, el comportamiento del monoplaza va evolucionando a lo largo de la temporada y también lo hace el pilotaje. Desde fuera, puede parecer una pieza que apenas se toca, pero es necesario ir realizando cambios en el volante para adaptarlo a las circunstancias.