Audi-s5 coupe tdi-2019-1600-02
Audi S5 Coupé y Sportback 2019: Dando la bienvenida al diésel
Rsz gettyimages-1142312884
Oscar Haro arroja algo de luz en el peculiar culebrón de Honda
Istobal-aspirado
Ácaros, polen, polvo, bacterias… ¿cómo lavo el coche para minimizar las alergias?
Gettyimages-1142578501
Christian Horner retrocede sobre sus pasos y la crítica al combustible de Ferrari
Lamborghini-huracan-modificaciones-coche-rallys-01
Te presentamos al Lamborghini Huracán más singular del año

A Pierre Gasly se le empieza a poner cara de Stoffel Vandoorne

El piloto francés consiguió su mejor resultado desde que llegó a Red Bull, sin embargo, su ritmo de carrera fue nefasto comparado con el de su compañero de equipo.

Gasly vandoorne

Con carreras deportivas con bastantes similitudes en Fórmulas de promoción, donde ambos fueron subcampeones de Fórmula Renault 3.5, campeones de la GP2/Fórmula 2 y donde cuajaron un gran resultado en Japón, logrando cada uno dos victorias, antes de que les llegase la gran oportunidad en Fórmula 1, Stoffel Vandoorne y Pirre Gasly podrían acabar teniendo un desenlace similar en el Gran Circo.

Y es que ambos llegaron con el aura que se les concede a potenciales futuros campeones, reconociendo sus buenas actuaciones cuando todo parecía funcionar. Vandoorne fue elevado a los altares por su precipitado debut en Bahréin 2016, donde logró sumar un punto, igual que Gasly, donde su cuarto puesto en Bahréin 2018 parecía cosa de magia.

Sin embargo, tanto Stoffel Vandoorne como Pierre Gasly parecen desarrollar el mismo problema. Se pierden con un vehículo aparentemente complicado de pilotar, como fue el MCL33 o el actual RB15, una situación que es siempre comprensible, a no ser que tu compañero sea una mala bestia y consiga dejarte en evidencia, que fue precisamente lo que le ocurrió a Vandoorne con Fernando Alonso, y lo que le está ocurriendo a Gasly con Max Verstappen.

A ambos se le prometió paciencia, hasta que, en el caso de Vandoorne, llegó el momento en el que directamente buscaron otro piloto. Con Gasly, los patrones se repiten, y en Red Bull le apoyan, conocedores de las dificultades por las que atraviesa el actual chasis. Y así será… hasta que deje de serlo.

Pierre Gasly fue constantemente más lento que Max Verstappen, incluso cuando los neumáticos debían jugar a favor del francés. Y es que la primera diferencia entre ambos pilotos llegó en la sesión de clasificación, cuando el galo se vio obligado a montar neumático blando para pasar por primera vez esta temporada a la Q3, lo que conllevaba una estrategia menos óptima en carrera.

Durante las primeras vueltas, se llegaron a ver diferencias de casi un segundo por vuelta. Ni en una sola de las 16 vueltas que completó Max Verstappen antes de entrar a boxes, Gasly no fue más lento o mucho más lento. La diferencia fue igual de sonrojante cuando ambos rodaban con neumático duro, donde las diferencias por vuelta parecían constantes en las ocho décimas.

Así durante 56 giros, a la que se suma una parada extra con la que Pierre Gasly, no con mucho margen, consiguió la vuelta rápida de carrera, deja un bagaje de 45 segundos entre ambos pilotos, inaceptable para dos pilotos que partían a carrera uno junto al otro y que manejaban el mismo monoplaza.

Como Stoffel Vandoorne, no se puede decir que a Pierre Gasly le falte calidad para estar en Fórmula 1, pero como el belga, se ha encontrado con un piloto dentro de su equipo que sí está sabiendo exprimir un vehículo que parece extremadamente complicado de pilotar, un piloto, que sin pretenderlo, le está dejando en evidencia. A Vandoorne, esto le valió como disculpa durante unas carreras. Hasta que dejó de hacerlo.